Air France: los secretos de la alta cocina a bordo

Air France: los secretos de la alta cocina a bordo

 

 

Champán de cortesía en todas las clases, recetas de chefs con Estrellas Michelin en Business class, Menús a la Carta y comidas para dietas especiales, se pueden disfrutar en los vuelos de Air France.

 

Panamá, 13 de noviembre de 2013. La gastronomía a bordo de los vuelos de             Air France ha sido reconocida por las revistas especializadas de viajes de todo el mundo como la mejor entre las aerolíneas. Y es que, con el objetivo de ofrecer una experiencia gastronómica inolvidable, desde sus inicios la compañía ha cuidado con detalle el servicio a bordo, particularmente sus comidas.

 

Desde menús diseñados por chefs con Estrellas Michelin y champán de cortesía ofrecido en todas las clases a lo largo del viaje, a Menús a la Carta y comidas para dietas especiales por razones médicas o religiosas, en cada vuelo, Air France invita a sus pasajeros a conocer el arte de del buen comer y del buen beber francés.

 

“Históricamente en Air France hemos apostado por compartir con nuestros pasajeros el arte de vivir a la francesa. Queremos que cada vuelo con nosotros se convierta en su mejor experiencia de viaje, desde el confort de nuestros aviones a la atención de nuestro personal de a bordo, pasando por lo más excelso de la gastronomía francesa, reconocida como la mejor del mundo”, señala Pia Lackman, gerente general de         Air France y KLM para Panamá y Centro América.

 

“Uno de los principales atractivos para nuestros pasajeros es la gran variedad de opciones de comida que pueden disfrutar durante nuestros vuelos”, añade la ejecutiva.

 

Además de las comidas incluidas normalmente en un tiquete de larga distancia, los pasajeros que lo deseen, al momento de hacer su reserva pueden comprar un Menú a la Carta, eligiendo entre cinco opciones: el Menú Tradicional basado en una selección de recetas exquisitas y tradicionales, preparadas con productos auténticos que son las joyas de las regiones francesas, el Menú BIO, que ofrece una cocina creativa, fresca y perfumada elaborada con ingredientes de temporada cuidadosamente seleccionados por el chef Christophe Reissfelder, con hierbas frescas, cocción respetuosa de los alimentos y aromas delicados. Sus productos proceden exclusivamente de la agricultura orgánica y los procesos de fabricación han obtenido la certificación Bio. El Menú “Une Sélection LENÔTRE” está diseñado especialmente por los chefs de la prestigiosa Casa Lenôtre y permite degustar recetas creativas y refinadas de la gastronomía francesa. El Menú Italia permite saborear una cocina auténtica y sencilla, inspirada en las mejores recetas regionales italianas mientras que el Menú Océan hace lo propio con deliciosos productos del mar asociados a sabores de la tierra.

 

Comer en la Business (clase ejecutiva) de Air France 

Actualmente, cada 10 días, y en los vuelos que salen de París, los menús Business (clase ejecutiva) de Air France se renuevan con platos sencillos y refinados de sorprendentes sabores.

Además, desde hace 2 años, cada 8 meses, un chef francés de renombre es el invitado de honor en los vuelos de larga distancia que salen de París y diseña uno de los platos del menú.


Desde el pasado 1 de octubre, los viajeros de la Business (clase ejecutiva) de Air France disfrutan las creaciones culinarias de Thibaut Ruggeri, ganador del Bocuse d´Or 2013. Este joven chef de 33 años apuesta por los productos de temporada, asociando modernidad y estética. Tras Joël Robuchon, Guy Martin y Michel Roth, Thibaut Ruggeri se convierte así en el nuevo embajador de la gastronomía francesa a bordo.

 

En la Business (clase ejecutiva) de Air France, la comida empieza con una degustación de entremeses creativos y continúa con una entrada gastronómica: surtido de entradas variadas y una ensalada del tiempo. Luego se puede elegir un plato caliente entre las 4 sugerencias del día y para cerrar la comida con broche de oro, un trío de postres, frutas y sorbetes.

 

Si el pasajero prefiere disponer de más tiempo para trabajar o relajarse, puede elegir el menú “Exprés”, compuesto por la entrada gastronómica, una selección de quesos y el trío de postres, servido justo después del despegue.


En la Business (clase ejecutiva) de Air France, en los vuelos de duración superior a 2 h 35 min., los clientes que lo requieren, pueden reservar menús específicos a más tardar 48 h antes del vuelo: vegetariana india (sin carne, productos del mar, ni huevos), vegetariana lacto-ovo (sin carne, productos del mar, huevos ni derivados lácteos), hindú (sin carne de origen bovino y porcino), sin cerdo y sin alcohol y Kosher (elaborada según los preceptos del judaísmo, bajo el control de un rabino). Asimismo se puede optar por dietas alimentarias por razones médicas como comida baja en sal, adaptada al régimen alimentario de las personas que sufren de ciertas enfermedades cardíacas, renales o endocrinas; comida cuyo contenido de azúcar, sal y materias grasas están indicadas para las personas diabéticas, comida sin gluten, comida dietética sin salsa y comida sin alérgenos como los cereales, mariscos, huevos, pescado, cacahuetes, soja, leche, frutos de cáscara (almendra, nuez, avellana), apio, mostaza, semillas de sésamo, anhídrido sulfuroso ni sulfitos en concentración superior a 10 mg/kg, altramuz y moluscos.

 

Cocina de autor para cada clase

La clase Premium Economy (clase Económica mejorada) ofrece una restauración especialmente diseñada por Michel Nugues, miembro de la asociación “Toques du ciel”, y vinos y champañas, disponibles gratuitamente, seleccionados por Olivier Poussier, mejor sommelier del mundo del año 2000.

 

 
Antes de la comida, se ofrece un aperitivo, con o sin alcohol, acompañado de snacks salados para, a continuación, saborear una entrada de calidad y elegir uno de los dos platos calientes servidos a bordo. Para terminar la comida dulcemente se ofrece un delicioso postre, antes de degustar un café, un té o un digestivo, acompañado de una selección de pastelillos dulces (turrón, calissons, chocolate) y un oshibori frío (toallita japonesa). La comida se sirve en una bandeja funcional y estética, diseñada por Eugeni Quittlet, discípulo del diseñador Philippe Starck.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *