Beneficios del consumo de la avena

Beneficios del consumo de la avena

 

 

 

Por más de 135 años Quaker ha sentado sus bases en el poder y las bondades de la asombrosa AVENA (2013). A continuación, un breve recuento desde los inicios de este maravilloso alimento.

 

Alimentarse bien es proveerle al cuerpo los nutrientes necesarios para su funcionamiento normal, estos son: carbohidratos (fibra), proteína, grasa, vitaminas, minerales y agua.

 

La AVENA se considera uno de los alimentos más completos de la naturaleza por su contenido nutricional y balance adecuado en el contenido de carbohidratos, proteína, grasa y fibra. Comer granos enteros, significa que se está comiendo la mayor parte de la semilla: Oat bran, endosperm y Germ. Estas contienen nutrientes valiosos importantes para la salud.

 

 

Estudios han comprobado y confirmado que el consumo de granos y otros productos de origen vegetal, especialmente los altos en fibra soluble como la AVENA, son beneficiosos a la salud.

 

Nutrientes Esenciales en la Avena: Carbohidratos , fuente principal de energía.

Ayudan a acelerar el metabolismo del cuerpo, lo cual es necesario para quemar calorías y utilizar la energía de los alimentos, esencial para el funcionamiento normal del organismo.

 

La fibra es la estructura de las plantas que el cuerpo humano no puede digerir porque no posee las sustancias necesarias para hacerlo. La fibra se clasifica en dos grupos, solubles e insolubles, que son beneficiosas para el cuerpo tomando en cuenta sus características y las funciones que desempeñan en el organismo. La Avena contiene ambas:

 

Hacer pequeñas meriendas entre comidas es parte de un estilo de vida saludable si selecciona los alimentos adecuados.  Debe considerar alimentos que le satisfagan el hambre, sean fuente de energía y nutrientes esenciales.

 

Algunos beneficios de hacer meriendas saludables:

 

Mejora la salud en general.

Refuerzan la alimentación diaria con nutrimentos esenciales que en ocasiones no están presentes en las otras comidas del día; tales como: vitamina A y C, calcio y fibra.

Proveen energía adicional necesaria para cubrir requerimientos adicionales en personas activas, niños y adolescentes en crecimiento.

Los granos de avena pueden satisfacer y proveer al mismo tiempo un alto perfil nutritivo.

Pueden ayudar al control del Peso porque: o Evitan que se acumule hambre entre comidas, lo que a su vez puede ayudar a reducir la cantidad de alimento a consumir en la próxima comida.

 

¿Sabes que mientras más cosas tienes hacer en el día, más energía necesita tu cuerpo? El cuerpo humano obtiene las calorías que necesita para llevar a cabo todas sus funciones a través de los alimentos, por tal razón, el desayuno se convierte en la comida más importante para comenzar el día — nos da la energía necesaria para ‘arrancar’.

 

El cuerpo necesita seis nutrientes esenciales para funcionar adecuadamente, estos son: hidratos de carbono (‘carbohidratos’), proteína, grasa, vitaminas, minerales y agua. Cuando omites algunas de las comidas del día, especialmente el desayuno, se te va a hacer más difícil llenar los requisitos nutricionales diarios, tiendes a comer más calorías durante el día porque vas acumulando hambre y al momento de comer te das permiso para “comer más”; lo cual puede llevar al aumento de peso. Además, los que no desayunan están a mayor riesgo de padecer gastritis, úlceras y otros problemas del tracto digestivo.

 

Desayuno alto en fibra y bajo en grasas ayuda a reducir el consumo de grasa en las otras comidas del día y puede ayudar a bajar el nivel de colesterol. Personas que consumen con regularidad avena y cereales listos para comer tienden a tener el nivel de colesterol en la sangre más bajo que las personas que no desayunan o consumen otros alimentos en el desayuno.

 

La buena alimentación y un estilo de vida activo pueden ayudar a estar saludable. Para lograrlo, algunos consejos fáciles de seguir:

 

Utilice «Mi plato” – herramienta que ayuda a controlar los tamaños de las porciones y combinar mejor los grupos de alimentos.

Incluya fibra en las comidas y meriendas – puede ayudar a mantener mejor nivel de azúcar en la sangre después de las comidas. Ejemplos: avena, pan integral, habichuelas, frutas y vegetales.

Haga todas las comidas – largos períodos sin alimentos puede conducir a comer en exceso.

Consuma meriendas saludables – pueden evitar aumentar el nivel de hambre entre las comidas y ayudan a quemar calorías adicionales.

Al comer fuera de la casa – antes de llegar al establecimiento, tenga una idea de lo que va a pedir y la cantidad que debe consumir tomando en consideración las otras comidas del día.

Coma lento, disfrute cada bocado y el ambiente – deje de comer antes de sentirse completamente lleno, esto tomara aproximadamente 20 minutos.

Tome más agua – sustituya las bebidas altas en azúcar por agua o bebidas sin calorías.

Mantenga un peso saludable – plan de alimentación balanceado y la actividad física son claves para inclinar la balanza a su favor.

 

 

Aumente la actividad física – incluya 30 minutos diarios de actividades como caminar, bicicleta, nadar, bailar, limpieza, jardinería y hasta estacionando el vehículo más lejos y usar las escaleras.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *