Calor nocturno: recomendaciones para tener un sueño reponedor

Daikin entrega 14 consejos para mitigar los efectos de las altas temperaturas que se registran en esta época del año.

El verano 2021 ya comenzó y un fenómeno que muchas personas han podido notar es que las altas temperaturas del día se extienden incluso hasta bien entrada la noche. En muchos casos, esta sensación térmica impide conciliar el sueño de forma normal, lo que, según estudios, puede provocar irritabilidad y/o mayores niveles de ansiedad.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) el 20% de la población sufre de forma transitoria dificultades para dormir durante el verano.

Los equipos de aire acondicionado son cada vez más frecuentes en los hogares, y disponer de uno puede ayudar a dormir mejor y mejorar esa sensación de malestar crónico y mal humor. Pero es necesario tomar en cuenta algunas recomendaciones para un uso correcto, especialmente durante las temidas “olas de calor”. Daikin, líder en climatización, entrega los siguientes consejos:

  1. Regular el termostato entre 23-24°C. Cada grado que se disminuya la temperatura supondrá́ un consumo de un 8% más de energía.
  2. No ajustar la unidad a una temperatura inferior a 22-23°C, ya que no enfriará más rápido y resultará un gasto innecesario de consumo eléctrico. Es preferible hacer uso de funciones como el “Modo powerful” de Daikin, que consigue enfriar de forma rápida la temperatura en la habitación.
  3. Hay que recordar que una diferencia de temperatura entre el interior y el exterior de la vivienda superior a 12°C no es saludable.
  4. Bajar la temperatura de la habitación antes de ir a dormir, ya sea refrescando la atmósfera o utilizando el aire acondicionado en modo Nocturno, permite ahorrar energía, ya que impide enfriar en exceso el ambiente durante la noche.
  5. Es importante limpiar los filtros de forma regular para mejorar el rendimiento del equipo. Ayuda a ahorrar energía y evita que se acumule polvo u otras partículas que puedan ocasionar malos olores.
  6. Desarrollar una rutina, con un horario tanto para irse a la cama como para levantarse.
  7. Crear un ambiente adecuado. Bajar las cortinas de la habitación para que no ingrese luz, apagar el televisor, el laptop y el celular por lo menos una hora de acostarse, a fin de evitar la contaminación lumínica y no alterar la calidad de sueño.
  8. Ponerse ropa cómoda para descansar. Tomar una ducha tibia para relajarse y dejar atrás las tensiones del trabajo. Realizar algunos estiramientos para aflojar los músculos.
  9. Cenar ligero 3 horas antes de acostarse. Tampoco tomar alcohol en exceso ni fumar.
  10. Evitar siestas muy largas. Máximo de 20 minutos.
  11. Dejar el café para la tarde. Así no se mantendrá despierto hasta altas horas de la noche.
  12. Hacer ejercicios con regularidad, pero no poco antes de dormir porque podría alterar la capacidad para conciliar el sueño. Los ejercicios intensos es mejor realizarlos durante el día para mantenerse activo, con buen humor y lleno de energía.
  13. Usar la cama solo para dormir, no para trabajar ni para comer.
  14. Evitar tomar mucho líquido antes de dormir para evitar levantarse en la madrugada para ir al baño.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *