Casa Esperanza “Hay sueños que necesitan alas”

Bajo el lema “Hay sueños que necesitan alas”, Casa Esperanza lanzó su campaña institucional que busca plasmar en el marco del Día Mundial Contra el Trabajo Infantil, la realidad que viven más de 23,800 niños en nuestro país, que se encuentran inmersos en esta condición y pierden desde pequeños todos sus sueños.

“Durante estos 26 años, Casa Esperanza ha logrado consolidarse como una excelente organización; es por ello, que a través de esta campaña buscamos crear conciencia de lo importante que es generar acciones que permitan fortalecer el desarrollo personal y social de niños y adolescentes y dotarlos de herramientas para que asuman el rol de construir su aprendizaje a su propio ritmo de desarrollo tomando en cuenta sus intereses y así prepararlos para enfrentar su futuro”. Señaló Angélica LaVitola, Directora Ejecutiva de Casa Esperanza.

Esta campaña tiene como objetivo concientizar sobre el trabajo infantil y enfatizar que este problema todavía es una realidad en nuestro país, es por ello que, a través de piezas audiovisuales, la fundación busca promover la lucha contra el trabajo infantil.

Además, la producción de esta campaña busca comunicar que cuando somos niños, soñamos con muchas cosas, como por ejemplo; querer crecer y ser adultos para poder hacer estos sueños realidad. Sin embargo, hay muchos que no tienen la misma oportunidad, pues les cortan las alas porque los explotan para que trabajen desde pequeños.

Todos esos sueños necesitan nuevas alas para ser alcanzados. De allí surge nuestro concepto: “HAY SUEÑOS QUE NECESITAN ALAS”.

Casa Esperanza agradeció el continuo apoyo que ha recibido durante estos 26 años por parte de medios de comunicación, instituciones gubernamentales, organismos internacionales, fundaciones aliadas, benefactores, aliados y socios estratégicos, por cual hemos ampliado nuestra cobertura de atención, que nos ha permitido atender a más de 35,000 niños, niñas y adolescentes.

“Hay sueños que necesitan alas” es una invitación para que todos seamos parte del cambio. En Panamá aun existen más de 23,800 niños y adolescentes en condición de trabajo infantil. Cada uno de ellos es una razón para luchar.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *