Colelitiasis, una patología

Colelitiasis, una patología que se puede complicar en fin de año

 

El 15% de la población se encuentra afectada por esta patología, la cual es más frecuente en las mujeres que en los hombres con una proporción de 4 a 1.

 

Los excesos en las fiestas de fin de año pueden traer serias consecuencias en nuestro organismo.   La colelitiasis o piedras en la vesícula tienen una alta relación con el exceso de comidas altas en colesterol o grasas saturadas.  Se refiere a la formación de cálculos, que comúnmente le llamamos “piedras”, en la vesícula biliar.  Éstas pueden ser tan pequeñas como granos de arena o en ocasiones excepcionales, tan grandes que ocupan toda la vesícula.  La mayoría de los cálculos, cerca de un 80% están constituidos de colesterol.

 

Los factores de riesgo más relacionados son el sexo femenino, la obesidad, el envejecimiento y el embarazo.

 

Enfermedades como la diabetes, cirrosis del hígado, anemia falciforme  y enfermedades inflamatorias del intestino delgado, provocan o se asocian con piedra en la vesícula.

 

Las piedras en la vesícula pueden no provocar molestias como ocurre en la mayoría de los pacientes, pero al cabo de 20 años la mayor parte de las personas que tienen cálculos asintomáticos acabarán por experimentar síntomas.  La principal manifestación es dolor fuerte en la parte superior derecha del abdomen.  Puede manifestarse también con síntomas inespecíficos como  intolerancia a las comidas grasas, flatulencia, inflamación abdominal, náuseas y  vómitos.

 

Además, las piedras en la vesícula pueden provocar complicaciones como  inflamación de la vesícula biliar, inflamación del páncreas, obstrucción de la vía biliar y se asocia con el cáncer de la vesícula principalmente en adultos mayores.

 

El estudio más sensible y utilizado para detectar la colelitiasis es el ultrasonido, y el tratamiento de elección de las piedras en la vesícula que provocan síntomas es la colecistectomía (quitar la vesícula quirúrgicamente) y preferentemente por vía laparoscópica (extirpación de la vesícula biliar mediante abordaje de invasión mínima).

 

El Dr. Leonardo Santamaría Galeotti, Cirujano  de la Clínica  Especializada CEHPB (Hígado-Páncreas-Vía Biliar), explicó que “el 15 % de la población panameña tiene piedras en la vesícula y sigue en aumento.   La cirugía laparoscópica para retiro de la vesícula es uno de los procedimientos  que más se realizan en cualquier hospital.” 

 

“En pacientes que no pueden someterse a una cirugía por tener un riesgo muy alto, principalmente ancianos con enfermedades cardiovasculares, hay medicamentos orales que podrían disolver lentamente los cálculos de colesterol, sin embargo, este tratamiento puede durar meses o años”, añadió el Dr. Santamaría, que cuenta con una vasta experiencia en el retiro de la vesícula biliar mediante cirugía laparoscópica incluyendo los escenarios más complicados. 

 

Actualmente se recomienda la vía laparoscópica por implicar menor estancia hospitalaria, ser menos dolorosa, tener recuperación más rápida y mejor resultado estético.  Es una operación sin grave peligro que es una de las practicadas con mayor frecuencia en todo el mundo, incluyendo en Panamá.

 

 

Para estas fiestas de fin de año, el Dr. Santamaría Galeotti recomienda cuidar la alimentación, evitar los excesos y realizarse un chequeo médico y un ultrasonido al sentir alguna molestia en el abdomen superior.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *