13 Dec
Gastronomía japonesa
Featured
Escrito por Gui Rodríguez |
Read 896 times Published in Turismo & Gastronomía Last modified on Miércoles, 13 Diciembre 2017 16:36
 
Font size decrease font size increase font size
Rate this item
(2 votos)

Gastronomía japonesa cumple cuatro años en la lista de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad

 

 

El 4 de diciembre de 2013 la UNESCO reconoció que el Washoku forma parte del espíritu de veneración de la naturaleza que existe en el pueblo japonés y que se refleja en una cocina tradicional que ha sido transmitida de generación en generación.

 

Acaban de cumplirse cuatro años desde que la UNESCO decidiera en su 8. º Comité Intergubernamental celebrado en Baku, capital de Azerbaiyán, incluir a la gastronomía japonesa en la lista del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

 

El organismo internacional tomó esta resolución al reconocer que la gastronomía japonesa forma parte del espíritu de veneración de la naturaleza que existe en el pueblo japonés, y que se refleja en una cocina tradicional que ha sido transmitida de generación en generación.

 

El gobierno japonés realizó la solicitud de inclusión de la cocina japonesa como “washoku: tradiciones culinarias de los japoneses” en la lista del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad aludiendo a cuatro características principales:

 

1.     El gusto por una gran variedad de ingredientes frescos y su sabor: De norte a sur se extiende una naturaleza abundante con mares, montañas y pueblos donde se obtienen una gran variedad de ingredientes naturales. Además, las técnicas y herramientas de cocina que se utilizan potencian el sabor de esos alimentos.

 

2.     Una alimentación saludable con un buen equilibrio nutricional: Se dice que el estilo de la cocina japonesa se basa en el ideal del ichijūsansai (un tipo de sopa y tres verduras distintas por persona) para alcanzar un buen equilibrio nutricional. Además, es una gastronomía que ha logrado alcanzar el umami (la exquisitez) con apenas grasas animales, por lo que contribuye a la longevidad de los japoneses y previene la obesidad.

 

3.     Una representación de la belleza natural y del cambio de las estaciones: Otra de las peculiaridades de la gastronomía japonesa es que refleja la naturaleza en todo su esplendor y los cambios de las cuatro estaciones del año. La presentación de los platos se llena de motivos estacionales, con flores y hojas, y también los alimentos y los recipientes se eligen según la estación, lo que permite a uno disfrutar de cada época del año.

 

4.     En conexión directa con los distintos eventos del año: La cultura gastronómica de Japón se ha ido construyendo en relación con cada uno de los eventos que tienen lugar a lo largo del año, como por ejemplo el Año Nuevo. El acto de compartir el tiempo de la comida y los alimentos con los que nos bendice la naturaleza fortalece los vínculos que hay entre los miembros de la familia y de una misma comunidad.

 

La cocina de Makoto Panamá se caracteriza por el uso cuidadoso de cada ingrediente utilizado en su cocina, muchos de los cuales se importan directamente desde el Japón, como el arroz koshi, la carne de Wagyū y una parte de su amplia variedad de pescados, y otros  provienen directamente del campo y del mar panameño.

 

“En Makoto Panamá tenemos el firme compromiso de compartir con nuestros comensales los secretos de la gastronomía tradicional japonesa pero agregando la visión de la cocina moderna y el uso de los alimentos tradicionales japoneses y los panameños. Esta combinación nos permite ofrecer una experiencia culinaria única en Panamá”, señala Feres Yebaile, Gerente General de Makoto Panamá.

 

 

La lista del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad tiene como objetivo preservar aquellas artes, festivales, técnicas artesanales, y en definitiva aspectos inmateriales de la cultura presente en la historia y hábitos de vida que existen en diversas regiones. La elección se realiza según el sistema de registro de la Convención del Patrimonio Cultural Inmaterial de la UNESCO, que entró en vigor en abril de 2006. El Patrimonio Cultural Inmaterial es uno de los “tres grandes legados” según la UNESCO, junto al Patrimonio Mundial que recoge monumentos, espacios naturales y construcciones, y el de la Memoria del Mundo en el que se registran obras literarias y pictóricas.

back to top