Consejos para calcular tus porciones

Consejos para calcular tus porciones de granos enteros

 

 

Cada día, nuestro organismo requiere de cierta cantidad de carbohidratos, proteínas y grasas, lo mismo que necesita de un aporte mínimo de vitaminas y micronutrientes para funcionar. Para que una comida esté balanceada y sea nutritiva y variada, recuerda que debe incluir los tres grupos de alimentos, es decir, al menos un alimento del grupo de los cereales; uno del grupo de las frutas y verduras y otro del grupo de los alimentos de origen animal y las leguminosas, de acuerdo con recomendaciones de The Whole Grains Council basadas en el Plato del Bien Comer, que es la Norma Oficial mexicana en el tema de la nutrición.

 

La combinación de un ingrediente de cada grupo, en las cantidades adecuadas, hará de la dieta familiar una alimentación correcta.

 

El mismo organismo señala que la mitad de los cereales que comamos a lo largo del día, deben ser de grano entero, para poder aprovechar los beneficios completos de estos alimentos: salud cardiovascular, control del peso corporal, prevención de la diabetes mellitus y una buena digestión.

 

The Whole Grains Council da algunos tips para lograr esta meta:

 

En el desayuno

·         Hazte un sándwich con panes integrales.

 

·         Acompaña tus huevos con una tortilla.

 

·         Para beber, prepara un atole de avena con leche.

 

Colaciones

·         Sírvete dos tazas de palomitas de maíz bajas en grasa y sal.

 

·         Come una barra de cereal de granos enteros.

 

·         Una rebanada de pan integral con queso.

 

Comida

·         En tus sopas, consomés y cremas agrega siempre granos enteros. Por ejemplo, elote, arroz integral al vapor, espagueti integral o crutones integrales.

 

·         Agrega en tus ensaladas amaranto, elote, mijo, quinoa, arroz o pastas integrales.  

 

Cena

·         Una ensalada espolvoreada de amaranto caramelizado es una idea nutritiva y ligera

 

·         Una taza de yogurt con tres cucharadas de cereal integral no está nada mal.

 

·         Si te gusta cenar un poco más, una quesadilla con tortilla de maíz o de harina de trigo integral con pico de gallo, es una opción “llenadora”.

 

Cambia tu manera de guisar, utiliza harinas integrales; no olvides el nopal y los frijoles en tu dieta y sustituye poco a poco los productos refinados por los que están elaborados con granos enteros; y así estarás seguro de estar consumiendo la suficiente fibra en tu régimen diario. Verás los cambios en la salud familiar.

 

KEYWORDS

 

Avena, granos enteros, pan, integral, proteínas, vitaminas, quinoa, control de peso, buena digestión.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *