Descubra porque sus hijos no comen

Descubra la razón por la que sus hijos no comen

 

 

Cada vez que el reloj marca las 12:00md, las 5:00pm o las 6:00pm hay hogares que viven una especie de batalla. No se trata de algún hecho violento sino de la lucha diaria de los padres para que sus hijos se coman toda la comida que se les sirve.

 

Si usted enfrenta este proceso no se sienta mal, es un fenómeno bastante normal que afecta a la mayoría de familias. Es cierto que puede frustrar que su hijo se niegue a comer todo lo que usted le pone en el plato, por eso es tan importante que usted se informe y así pueda actuar en ese sentido.

El siguiente quiz mide tres posibles variables por las que su hijo deja parte de los alimentos en el plato. Las respuestas le podrían aportar importantes claves para acabar con esa situación.

 

La nutricionista dominicana, Raquel Tejada, explica que las tres variables que se miden con este quiz son: la comida, la ambientación y las porciones que se sirven. Si su respuesta fue afirmativa en las preguntas 3 y 7  es porque los alimentos que su hijo está ingiriendo no son de su agrado.

 

En el caso de que los “si” estuvieran en las respuestas 4 y 9 es porque un especialista debería determinar si la cantidad de comida que usted le da a su hijo es la correcta.

 

Finalmente, si su respuesta fue afirmativa en las preguntas 1, 2, 5, 6, 8 y 10 es porque hay que tomar acciones inmediatas para que la hora de comer se asocie a aspectos positivos y agradables.

¿Por qué es que los niños comen menos?

 

Los bebés comen en relación a su tamaño, por lo que las cantidades son proporcionales a su estómago que es pequeño y debido a sus necesidades de crecimiento pueden comer con mucho más frecuencia que los adultos. El crecimiento y desarrollo de todo su cuerpo y órganos, requiere de energía y nutrientes, por eso sienten más hambre y la sacian con el alimento que demandan con cierta regularidad. Sin embargo, llega un momento en que esto no siempre es así.

 

Algunos niños disminuyen su consumo de alimentos a los nueve meses y otros al cumplir el año y medio o los dos años. Es común que durante el segundo año, a diferencia de los primeros meses que el crecimiento sea más lento: solamente unos 9 cm de alto y un par de kilos, lo que hace que estos coman menos. Según expertos, los niños de año y medio comen un poco más que los de nueve meses, por lo que al llegar a los dos años los padres, piensan que si con un año su bebé comió más, con dos comerá el doble y esto no es siempre el caso. Por lo tanto, el resultado es un conflicto es inevitable entre los padres y el niño.

 

La Dra. Raquel Tejada explica que “la cantidad de alimento que cada persona necesita es muy variable, y algunos niños comen mucho más o mucho menos que sus compañeros de la misma edad y tamaño”.

 

Tejada agrega que la palabra clave en este proceso es “balance” ya que eso permitirá que se pueda alimentar al niño con todos los grupos alimenticios, sin caer en abusos de uno u otro. “Si combinamos la alimentación balanceada con actividad física regular (30 minutos al día – 5 veces a la semana) se logra un resultado exitoso”, explica la especialista.

 

 

El siguiente recuadro le ayuda con una serie de tips para alcanzar el éxito en la alimentación de sus hijos, sáquele provecho a esos consejos y haga de la hora de comer la de mayor provecho en el día.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *