Embarazadas necesitan fortalecerse con alimentos

Embarazadas necesitan fortalecerse con alimentos de reserva en tiempos susceptibles a enfermedades respiratorias

Las embarazadas son uno de los grupos especiales en cualquier momento de la vida, ya sea en días normales o en pandemias. Y son personas en riesgo si en su historia clínica hay un factor de riesgo, donde el médico ginecólogo-obstetra será el encargado de su manejo.

La Dra. Débora Arosemena, especialista en Nutrición y Fisiología del Ejercicio, considera que, desde el punto de vista nutricional, es importante que la mujer embarazada lleve una alimentación adecuada en cantidad y calidad.

A ellas se les considera un grupo especial, ya que los primeros cuatro meses del embarazo es el período de formación del bebé.

Las embarazadas necesitan alimentarse adecuadamente en cantidad para evitar un aumento excesivo y rápido del peso, y evitar complicaciones, como los son: la preeclampsia, eclampsia y la diabetes gestacional. También, deben alimentarse eficientemente en calidad porque la alimentación debe suplir aquello nutrientes cuya demanda aumenta, entre ellos está: el hierro, calcio y proteínas.

Para la Dra. Arosemena, la mujer embarazada debe comer alimentos ricos en hierro al menos dos veces por semana. El requerimiento de hierro es de suma importancia, y debe estar en suficiente cantidad para mantener el sistema hemático de la madre y al mismo tiempo formar el sistema hematológico de bebé.

Ellas también necesitan consumir alimentos ricos en minerales, como el calcio, para formar el esqueleto del nuevo producto o bebé, además de mantener la salud ósea de la madre embarazada. Entre las fuentes más importantes de calcio tenemos: los lácteos y sus derivados, vegetales. Además, requiere ingerir vitaminas como: la A y la D, para múltiples funciones del organismo. La leche está fortificada con estas vitaminas.

Así mismo, durante este período crítico de la epidemia de coronavirus, es vital ingerir porciones de frutas y vegetales, tomar 8 vasos de agua al día como mínimo y evitar estar cerca de personas que fumen, ya que el cigarrillo es un factor de riesgo, tanto pasivo como de activo. Otra recomendación de la doctora es mantenerse activa mediante el ejercicio.

La Dra. Débora Arosemena, especialista en Nutrición, explicó que, durante este tiempo, las embarazadas y sus hogares deben estar abastecidos con alimentos de reserva. Para esto, pueden pedir a su cónyuge para que, el día que se acude al supermercado se lleve una lista del menú que se comerá en dos semanas con sus porciones medidas. También, puede mantener en reserva algunos alimentos congelados, que pueden ser vegetales para complementar la dietas.

Durante este tiempo no se deben desaprovechar los huesos los alimentos. Por ejemplo, si cocina arroz con pollo los huesos pueden servir para preparar una sopa de pollo con papa y un huevo, que se convierte en una comida completa. Adicional a esto, necesita verificar la fecha de vencimiento de huevos, leche y pollo. 

Según la Dra. Arosemena, durante este tiempo las embarazadas deben evitar el contacto con niños enfermos y estar en cuarentena en casa. Aún no existen estudios científicos que comprueben que durante la lactancia materna se puede contagiar un bebé. Sin embargo, deben prevenir a toda costa un posible contagio mediante las recomendaciones que ha dado el Ministerio de Salud, como autoridad. Es decir, lavarse por 20 segundos las manos, evitar saludos de beso y abrazo, mantenerse en casa, taparse la boca con un pañuelo al estornudar, mantener las superficies limpias con desinfectantes y no tocarse la cara, entre otros.

Alimentos que fortalecerán a las embarazadas en tiempo de lactancia y de coronavirus

Nutrientes

Funciones

Ejemplos de alimentos

 

Vitamina liposoluble

 

(Se disuelve en grasas y aceites)

Vitamina A: Sirve como antioxidante para reparar y producir nuevas células en el sistema respiratorio y digestivo.

Zapallo, remolacha,

lácteos, zanahoria,

camote, papaya.

Vitamina D: Sirve para la absorción y el metabolismo de calcio y fósforo, y para la formación de los huesos del bebé y de la madre.

Lácteos.

 

Vitamina hidrosoluble

 

(Se disuelve en agua)

Vitamina C: Sirve como antioxidante para reparar y producir nuevas células en el sistema respiratorio y digestivo. Ayuda en la cicatrización de heridas. Aumenta la absorción del hierro, tan necesario para las embarazadas.

Naranja, mandarina, kiwi, limón, fresa, cereza,

brócoli, ají de todos los

colores, repollo, guayaba.

 

 

 

 

Minerales

Específicamente el hierro: sirve para producir las proteínas, hemoglobina (componente de células sanguíneas) y la mioglobina (proteína en la sangre), encargadas de llevar el oxígeno a las células.

Cereales integrales, panes, carnes y lentejas.

Específicamente el calcio: ayuda a construir huesos, sin secreciones y participa en la contracción muscular y el proceso de coagulación.

Lácteos.

 

 

Agua

Transporta y disuelve gran cantidad de sustancias, tanto las nutritivas como las de los productos de desecho. En ella se producen la mayoría de las reacciones del metabolismo. Es la reguladora de la temperatura corporal. Es esencial para el volumen y funcionamiento de las células.

Consumir mínimo 8 vasos

diarios. Es mejor si son 12

vasos, para la hidratación del cuerpo del bebé y de la madre.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *