Estudio clínico posiciona a Ibrutinib

Estudio clínico posiciona a Ibrutinib con los índices de supervivencia más altos en pacientes de Leucemia Linfocítica Crónica

 

 

Ibrutinib es un medicamento sin precedentes para el tratamiento de la leucemia linfocítica crónica.

 

Es un tratamiento en tabletas que revoluciona la manera de tratar este tipo de cáncer.

 

El estudio mostró que el uso del medicamento aumento el índice de supervivencia de pacientes no tratados previamente.

 

La Reunión Anual de la Sociedad Americana de Hematología, que dio inicio el pasado 5 de diciembre, sirvió de escenario para la publicación de los resultados del estudio clínico RESONATE-2, el cual muestra que el medicamento Ibrutinib fue superior a Clorambucilo (Quimioterapia usada para el tratamiento de la Leucemia Linfocítica Crónica) en todos los criterios de valoración de eficacia medidos en pacientes de 65 años o mayores con leucemia linfocítica crónica (LLC) o linfoma linfocítico pequeño (LLP).

 

Ibrutinib, comercialmente conocido como Imbruvica, prolongó la supervivencia libre de progresión en los pacientes, factor de medición principal en el estudio. También se le asoció a una tasa de supervivencia global de 98% vs 85% para Clorambucilo a 24 meses.

 

Ibrutinib es un tipo de Terapia Dirigida, que por su mecanismo de acción impide la diseminación de las células cancerosas sin afectar las células sanas, lo cual incrementa las probabilidades de los pacientes de tener un periodo de supervivencia más largo y con una mejor calidad de vida.

 

Ibrutinib representa una innovación sin precedentes para el tratamiento de la Leucemia Linfocítica Crónica ya que no es una quimioterapia, la cual era la única alternativa terapéutica para este tipo de patología. Ibrutinib son tabletas de administración oral.

 

“Los datos de Ibrutinib representan algunos de los resultados más fascinantes que he visto en mi carrera. Estos datos podrían cambiar la manera en que nosotros, como médicos clínicos, tratamos pacientes con leucemia linfocítica crónica en el marco de primera línea,” dijo Jan Burger, doctor en medicina y Profesor Asociado del Departamento de Leucemia, División de Medicina contra el Cáncer, del centro médico Anderson Cancer Center de la Universidad de Texas e investigador principal del estudio. “Los resultados resaltan la utilidad clínica de Ibrutinib en este marco y el valor que podría traer consigo como una opción apropiada de tratamiento para estos pacientes.”

 

Imbruvica es un medicamento r elaborado por Janssen, compañía farmacéutica de Johnson & Johnson, con el propósito deseguir avanzando en la innovación terapéutica para brindar a los pacientes que padecenleucemia linfocítica crónicay linfoma de células del manto nuevas alternativas de tratamiento de alta eficacia, seguridad y conveniencia.

 

La Leucemia Linfocítica Crónica (LLC)  es un cáncer de la sangre de desarrollo lento que afecta los glóbulos blancos denominados linfocitos (células destinadas a defender al organismo de infecciones y agentes extraños como parásitos o  células malignas). Representa aproximadamente el 25% de los nuevos casos de leucemia, se origina en la médula ósea y posteriormente las células se esparcen a la sangre.

Este medicamento primero y único en su clase terapéutica, ha logrado mostrar una diferencia significativa en el tiempo en que la enfermedad no registra avance y en el periodo de supervivencia de los pacientes.   Este medicamento es el segundo en recibir la designación breakthrough por parte de la FDA de Estados Unidos,  es decir terapias consideradas como descubrimientos transformadores ya que ofrece una mejora sustancial sobre las terapias actualmente disponibles.

 

En comparación con la quimioterapia, que hasta ahora había sido el estándar de tratamiento para enfermedades oncológicas, Ibrutinib tiene diversas ventajas, entre ellas que es un tratamiento administrado por vía oral (tabletas),  requiere solamente de una dosis al día y no es necesario que el paciente sea internado en una institución médica para tomarlo.

 

“Otra de sus principales ventajas terapéuticas es que no produce los efectos secundarios habituales de la quimioterapia. Ibrutinib es un tratamiento que modifica las expectativas de las terapias tradicionales en estas enfermedades hematológicas, pues ha demostrado eficacia superior con un perfil de seguridad poco tóxico, bien tolerado y que restaura la calidad de vida de los pacientes. Su eficacia ha sido demostrada en términos de mejora de la supervivencia libre de progresión, lo que significa que hay un mayor tiempo transcurrido durante y después del tratamiento en el que el cáncer no crece ni se disemina aún más,” expreso el Dr. Francisco González, Gerente Médico de Oncología de Janssen.

 


 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *