Evite daños en su vivienda

Prevención es clave para evitar daños en su vivienda

 

 

La llegada de las lluvias reta a revisar y reparar pequeños detalles que se pueden convertir en grandes problemas.

 

Para evitar o disminuir los riesgos de cualquier desastre la prevención es clave, y cuándo se trata de su vivienda se aplica la misma regla. Revisar cada punto de su casa y definir cuáles son los riesgos y cómo adelantarse a ellos le ahorrará no solo muchos dolores de cabeza sino también mucho dinero.

 

El Ing. Alfonso Estrada, Gerente Técnico de Plycem, nos brinda una serie de recomendaciones para llevar a cabo una inspección general en su vivienda, ahora que inician las lluvias:

 

Techo: revise las láminas que cubren su casa, asegúrese de que no estén dañadas y que no exista riesgo de filtración.  Una pequeña filtración puede convertirse en un problema si la lluvia dura mucho tiempo, o si es muy intensa, no sólo se trata de que se cuelen algunas gotas de agua, sino también de que puede dañarse el cielo raso si éste no es resistente al agua.  En caso de que encuentre filtraciones, lo mejor es que cambie las láminas dañadas o repare adecuadamente los agujeros, recuerde que en el mercado existen laminas resistentes y adecuadas a nuestro clima que soportan mejor las inclemencias del tiempo.

 

Humedad en las paredes: dependiendo del material de su vivienda, el moho puede ser un problema, así que considere reparar las paredes que estén más expuestas a la lluvia y la humedad.   Si debe cambiar una pared, tome en cuenta que las paredes externas de fibrocemento son totalmente resistentes al agua, y por tanto son una buena opción si busca resolver este problema de una vez por todas.

 

Canalete: busque limpiarlas, quite hojas, ramas y sedimentos que puedan bloquearlas. Esto evitará que se represe el agua y que busque otro espacio para salir.

 

Pode los árboles que están cerca de su casa: si le es posible pode, de manera que evite que las hojas y ramas lleguen al techo o se almacene en el canalete.

 

Ventanas: revíselas y asegúrese que no existan filtraciones, porque si el agua llega a ellas y hay pequeñas hendijas, la lluvia podría ingresar fácilmente a su casa.

 

“Todas estas precauciones son importantes para evitar complicaciones cuando la lluvia es muy fuerte, reparar cualquier problema en pleno aguacero es muy complicado, y la poca cultura de prevención que tenemos abona al problema, por ello es clave que busquemos hacer una inspección y reparar lo necesario, antes de tener que enfrentar una situación más complicada”. 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *