Evitemos la neumonía en adultos mayores mediante la vacunación

Población de 65 años o más es propensa debido al deterioro del sistema inmunológico.

La vacunación es un elemento clave para el envejecimiento saludable. 

12 de noviembre – Día Mundial contra la Neumonía

Si bien la neumonía –incluyendo la neumocócica-, es una de las principales causas de muerte infantil alrededor del mundo, también afecta a adultos de 65 años y más, debido al deterioro de su sistema inmunológico relacionado con el envejecimiento. Una de las formas en las que los adultos mayores pueden protegerse de esta enfermedad, es vacunándose con la dosis recomendada por el médico tratante y en los momentos adecuados.

Un estudio realizado en la provincia de Chiriquí entre el 2012 y 2013, estimó una incidencia de neumonía adquirida en la comunidad en adultos mayores de 50 años de 247 casos por cada 100.000 habitantes, donde además la diabetes fue el factor de riesgo encontrado con mayor frecuencia.27 Este tipo de pacientes puede experimentar consecuencias significativas debido a la infección, tal es el caso de ausentismo laboral, afectación de actividades habituales, insuficiencia respiratoria (requerir un respirador o ventilador artificial), sepsis (inflamación descontrolada en el cuerpo que provoca una insuficiencia orgánica generalizada), así como debilidad y fatiga e incluso, la muerte. 

“En el Día Mundial contra la Neumonía, Pfizer motiva a los adultos a adoptar medidas para prevenir una enfermedad que es potencialmente grave, a través de simples estilos de vida preventivos, como vacunarse, comer bien y hacer ejercicio con regularidad”, indicó el Dr. Daniel Bustos, director médico de Pfizer Centroamérica y Caribe. “Por ello, invitamos a los adultos mayores de 65 años a conversar con su médico sobre las formas de protegerse tanto a sí mismos como a sus seres queridos”.

La enfermedad neumocócica, incluida la neumonía neumocócica, se refiere a un grupo de enfermedades originado por la bacteria Streptococcus pneumoniae o neumococo23, la cual también ha sido reconocida como la causa bacteriana más frecuente de la neumonía adquirida en la comunidad (NAC – aquella que se obtiene fuera del entorno hospitalario), a nivel mundial.

La NAC representa la gran mayoría de los casos de esta enfermedad en adultos y es una de las principales causas de muerte por infección en Estados Unidos y Europa, con una tasa de mortalidad que sobrepasa el 10 %.8,9,[i]0 De hecho, en todo el mundo, la NAC afecta de forma desproporcionada a los adultos mayores, con datos de incidencia que varían entre aproximadamente 250 a más de 4.000 casos por cada 100.000 personas en algunos países.

Atención a los factores de riesgo y sintomatología

Aunque cualquier persona puede contraer la enfermedad neumocócica, algunas tienen un mayor riesgo de infección, incluidos los niños menores de dos años de edad y quienes tienen 65 años o más.20,25

Adicionalmente, las personas que sufren de diabetes, asma, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) o tienen un sistema inmunitario debilitado26, también son propensos a padecerla. En lo que a factores externos se refiere, tanto el tabaquismo como el alcoholismo incrementan el riesgo de sufrir neumonía neumocócica.

Por otro lado, los síntomas más comunes de este padecimiento son la tos, fiebre alta, sudoración excesiva y escalofríos, dificultad para respirar y dolor en el pecho.

En Pfizer, estamos comprometidos con cambiar la vida de nuestros pacientes, es por eso que en el Día Mundial contra la Neumonía, recomendamos conversar con el especialista en atención médica acerca de las formas (incluyendo vacunación) en las que los individuos y sus familiares pueden reducir el riesgo de padecer esta enfermedad.

Millones de adultos carecen de una o más de las vacunas recomendadas para su grupo etario y condición de salud, poniéndose a sí mismos y a otros en riesgo de padecer los efectos perjudiciales de ciertas enfermedades infecciosas, como la neumonía neumocócica. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la inmunización ayuda a evitar cerca de dos a tres millones de muertes que son prevenibles por medio de vacunación, cada año, en personas de todas las edades, y es una de las formas más eficientes y rentables para ayudar a reducir tanto las enfermedades como la mortalidad alrededor del mundo.

La vacunación, también, es un elemento clave para un envejecimiento saludable.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *