General Electric reforzó su compromiso

General Electric reforzó su compromiso social en Centroamérica y El Caribe durante el 2014

 

 

En una región con grandes necesidades de infraestructura; la salud, la educación, la comunidad y la conservación del medio ambiente son áreas prioritarias para la  inversión social de General Electric

 

En los últimos años, el escenario socio-económico de Latinoamérica se ha vuelto más complejo y volátil. La población contin y, junto con el Ministerio de Salud, las organizaciones Assist International y Engineering World Healthudir a los sistemas p USúa creciendo y es muy probable que alcance los 720 millones de habitantes para 2030. El 80% de los latinoamericanos ya vive en ciudades y la clase media ha crecido un 50% en los últimos 10 años, lo que representa el 30% de la población total de la región, en proporciones que van desde el 19% en Bolivia y Honduras hasta el 53% en Brasil.

 

En este escenario, existe un creciente interés en mejorar la infraestructura, especialmente en servicios de salud más accesibles y de calidad, mejores opciones de transporte y un suministro de agua y energía cada vez más seguro y confiable. Una realidad que no pasa desapercibida en todos los países de Centroamérica y el Caribe.

 

En esta línea, General Electric y la Fundación GE establecieron el programa Developing Health Globally (DHG) en 2004, con el objetivo de ampliar el acceso a la salud entre las poblaciones más vulnerables, fortaleciendo la capacidad de gestión de los servicios médico-hospitalarios, la capacitación de agentes de salud y una mejor infraestructura y tecnología.

 

Developing Health Globally está presente en 17 países alrededor del mundo y Honduras es uno de ellos. Junto al Ministerio de Salud, a las organizaciones Assist International y Engineering World Health y a la Universidad de Emory, General Electric desarrolla un proyecto a largo plazo que tiene el objetivo de mejorar el acceso a servicio de salud de calidad para madres y niños de familias de bajos ingresos. Hasta la fecha, GE ha invertido un total de US$10.5 millones en equipos médicos, sistemas para el tratamiento de agua y capacitación del personal técnico local.

 

Esta inversión procura la mejora de la infraestructura física de hospitales públicos en el país, a través de la instalación de sistemas para la depuración del agua y generación de energía sin interrupciones, entrenamientos y capacitación del personal local –técnico y médico- e instalación de equipos de diagnóstico y monitoreo. Los resultados de este esfuerzo no se han hecho esperar y, entre otros logros, el aporte de la Fundación GE al sistema público de salud hondureño ha contribuido a reducir la mortalidad infantil en la unidad de cuidados intensivos un 39%.

 

De forma complementaria al proyecto de DHG, los colaboradores de GE, miembros del Foro Hispano de Estados Unidos, han elaborado y donado, en los últimos cinco años, 23,000 cobijas a hospitales de Honduras como parte de la iniciativa Blankets for Babies (Cobijas para Recién Nacidos), ayudando a reducir el número de recién nacidos que sufren e incluso fallecen de hipotermia a su salida de los hospitales.

 

Apoyando la cultura del reciclaje

En Panamá, los esfuerzos del voluntariado de General Electric se enfocaron en el área medioambiental, mediante el apoyo a un proyecto de reciclaje en la escuela San Juan Pablo II de Gonzalillo, junto a la Fundación Eco Creando. Más de 750 estudiantes y sus familias fueron capacitadas por medio de talleres prácticos acerca de la importancia del cuidado del medioambiente y el correcto reciclaje de los desechos. En la escuela, se estableció un área de reciclaje y un centro de acopio y almacenaje que permite a la comunidad de Gonzalillo ser una de las primeras en contar con este tipo de proyectos.

 

Haití: comenzar de cero

Cinco años después del terremoto de Haití, la situación en el país continúa siendo un reto. En este contexto, GE ayudó a la reconstrucción del Hospital Universitario de Mirebalais, donando el equivalente a US$2 millones en equipo médico, asistencia técnica y formación del personal, que han permitido mejorar la calidad de la atención médica y ofrecer diagnósticos más precisos, con alta tecnología y de manera sustentable. Actualmente, el Hospital Universitario de Mirebalais se ha convertido en el centro de atención público más grande, post-terremoto.

 

También en Haití, como parte de su patrocinio Olímpico, GE diseñó y suministró un completo sistema de iluminación LED para el centro deportivo “Sports for Hope Centre”, en Croix des Bouquets;  un proyecto liderado por el Comité Olímpico Internacional y el Gobierno Nacional, que incluye instalaciones deportivas para 14 disciplinas olímpicas, así como programas educacionales, servicios de salud y actividades comunitarias que buscan la reconstrucción de las comunidades locales y la promoción de valores sociales. Las estructuras LED de GE ahorran hasta un 80% de energía en comparación con las tecnologías tradicionales, así como un mayor plazo de duración.

 

 

“Al mismo tiempo que Latinoamérica va ganando cada vez más espacio dentro de la economía global, nuestros países enfrentan desafíos de desarrollo y sustentabilidad en áreas tan sensibles como la infraestructura, la energía o la salud. Para GE, el compromiso es continuar apoyando a los países con los que trabajamos para contribuir a su progreso actual y a futuro”, señaló Ricaurte Vrica y El Caribe.eral Electric para Centroamuro»s pachos de los pamunitarias que buscan kas carencias en los sistemas de atenci ásquez, CEO de General Electric para Centroamérica y El Caribe.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *