El Glaucoma, a prevenirlo

 En países subdesarrollados entre el 50 y el 90% de las personas que sufren Glaucoma podrían quedar ciegas por desconocer que tienen la enfermedad

Con el lema “El mundo es una maravilla para verlo todos los días, no dejes que el glaucoma se interponga en el camino” se pretende llamar la atención sobre esta enfermedad crónica capaz de afectar muy gravemente la visión, llegando a causar incluso ceguera.

 

Para el 2020 se estima que 80 millones de personas hayan sido diagnosticadas con esta enfermedad en todo el mundo.

 

Muchas personas se dan cuenta de que tienen glaucoma cuando ya es tarde. Por esta razón el glaucoma es considerado como la “ladrona de la visión” pues avanza poco a poco y de manera imperceptible, de allí la importancia de la detección temprana para rescatar la vista. Si el glaucoma se detecta a tiempo puede tratarse, pero cuando esto no sucede el nervio óptico que trabaja llevando la información del ojo hasta el cerebro comienza a dañarse hasta provocar ceguera.

 

Debido a la progresión silenciosa del glaucoma en sus primeras etapas, hasta el 50% de las personas afectadas en los países desarrollados ni siquiera son conscientes de que la padecen y este número puede aumentar a 90% en las zonas subdesarrolladas del mundo.

 

De acuerdo con investigaciones internacionales, los pacientes con glaucoma tienen dificultad para realizar actividades diarias como conducir, localizar objetos, subir y bajar gradas y reconocer los rostros. También tienden a caminar más despacio y tropezarse, lo que puede impedirles tener el mismo nivel de libertad del que gozaban antes de desarrollar su enfermedad.

 

La Organización Mundial de la Salud declaró la prevención del glaucoma como una prioridad ya que de acuerdo a las nuevas estadísticas, 60.5 millones de personas tenían glaucoma en el año 2010 y tomando en cuenta el envejecimiento de la población, se espera que este número aumente a 80 millones en el 2020.

 

El glaucoma es un grupo de enfermedades oculares caracterizadas por el aumento de la presión dentro del ojo que causan daño progresivo del nervio óptico.

 

Quienes reciben un diagnóstico oportuno, con la guía de su médico, pueden evitar la ceguera con el complemento de medicamentos capaces de controlar la presión intraocular y evitar la excesiva acumulación de líquido en el ojo. Entre los medicamentos que ayudan a mantener una presión adecuada dentro del ojo se encuentran Xalatan y Xalacom de Pfizer, los cuales están indicados para la reducción de la presión intraocular (IOP) elevada en pacientes diagnosticados con glaucoma de ángulo abierto. 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *