Hábitos de sueños de los bebés

 

Hábitos de sueños de los bebés panameños

 

 

7 de cada 10 bebés panameños menores de 3 años se despiertan solos durante la noche.

 

4 de cada 10 bebés se despiertan en la noche porque necesitan cambio de pañal.

 

El sueño en el bebé es un tema que puede traer de cabeza a los padres. De hecho, es una de las peticiones de ayuda y consejo más frecuente en la consulta del pediatra.

 

Los problemas del sueño se pueden manifestar de múltiples formas y producirse a cualquier edad; desde el bebé que llora toda la noche hasta el niño que retrasa la hora de irse a dormir.

 

Esta problemática genera tensiones en los padres logrando, tarde o temprano, conducirlos a sentimientos de frustración y de culpa, los cuales afligirán la magia de la llegada del nuevo miembro a la familia.

 

Muchas veces los trastornos del sueño de los bebés son el reflejo de situaciones de angustia en la casa, conflictos familiares, de pareja, situaciones traumáticas o estrés. Cada familia busca la manera de resolver situaciones de diferentes maneras y es importante que los padres se pongan de acuerdo para beneficio de ambos.

 

Una encuesta telefónica realizada en Panamá por la marca Baby Sens, de la compañía sueca SCA, con el objetivo de conocer los hábitos de sueño en sus bebés y qué hacen los padres para dar solución a los mismos, indicó que se cambian 6 pañales por día, tomando como referencia que el cambio lo pueden hacer tanto de día como de noche. 

 

El Estudio ““Hábitos de los bebés panameños durante la noche”, realizado en mayo del 2015, abarcó a madres en edades de 18 a 35 años, con hijos de 0 a 3 años, que estén usando de manera continua pañales. De tal manera que el estudio reveló lo que se hace y lo que los pediatras indican qué es lo que se debería hacer.

 

Las etapas del sueño infantil son muy personales, pero los padres pueden ir orientando ese proceso, según las necesidades que tengan sus hijos.

 

Se estima que entre el 25 al 30 por ciento de las visitas al pediatra están relacionadas con algún problema ligado al sueño del bebé, y los padres pueden hacer mucho para ayudar a sus hijos a lograr un sueño profundo y reparador que necesitan para crecer, vivir sanos y mantenerse activos durante el día.

 

La ansiedad provocada por la separación del niño a otro cuarto y el insomnio por malos hábitos, el estrés, las enfermedades y algunos medicamentos son causas suficientes para alterar el sueño, que pueden darse en cualquier familia, en cualquier momento.

 

Cuatro de cada 10 bebés de despiertan en la noche porque necesitan un cambio en el pañal. Se estima que antes de los 36 meses los padres de familia deben enseñar a los niños hábitos saludables de sueño, logrando así de manera positiva rutinas en las demás etapas de desarrollo del menor.

 

En general el interés de los padres por los cambios nocturnos se reduce dramáticamente conforme incrementa la edad de los bebés. Dormir también es un alimento para el cuerpo del bebé. El bebé que no duerme bien acabará teniendo problemas en su conducta o comportamiento.

 

A medida que el bebé va creciendo, los malos hábitos aprendidos afectan en mayor medida los patrones de sueño. Para las madres panameñas un buen hábito de sueño es que el niño se despierte una o dos veces durante la noche, pero que pueda volverse a dormir.

 

De acuerdo con el estudio, 6 de cada 10 mamás lo que buscan en un pañal nocturno es principalmente absorción. También, es importante que éste no cause irritación, alergias o quemaduras en la piel del bebé.

 

 

“El sueño es una necesidad vital. Hay lactantes que apenas necesitan una pequeña siesta durante el día y alrededor de nueve horas por la noche, pero también están los bebés que son más dormilones”, comentó la doctora pediatra Kathya Rueda.

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *