Hombre salva su vida

Hombre salva su vida gracias a su celular

 

 

Siraaj Abrahams, de 41 años y propietario de un negocio automotriz y de TI en Sudáfrica vivió una experiencia en la cual su smartphone Huawei logró salvar su vida. Al ser atacado por un disparo de arma de fuego, descubrió que su P9 Lite había detenido la bala, evitando que esta impactara su pecho.

 

Esta no es la primara vez que un smartphone salva la vida de su dueño ante un impacto de bala. En el caso de Huawei ya se había reportado un caso similar en Guatemala, en donde un Huawei P7 detuvo una bala durante un ataque en la selva. Además esta situación se ha presentado con otras familias de producto, ya que un investigador de la firma Millward Brown utilizó su Huawei MediaPad como escudo, salvándole la vida en un intercambio de fuego en Garissa, Kenya.

 

Si bien el hecho que un smartphone pueda parar una bala es en mayor medida señal de la buena suerte de sus portadores, el hecho es que este tipo de casos son prueba del compromiso con la calidad y el refinamiento de estándares de calidad por parte de los fabricantes de smartphones, como Huawei, con el propósito de brindar experiencias y durabilidad superiores a la norma. Los estándares de clase mundial que Huawei ha adoptado son más estrictos inclusive que aquellos que son obligatorios por ley en Europa, Japón y Estados Unidos.

 

 

En cuanto a inspección de calidad, Huawei cuenta con un laboratorio en donde se realizan pruebas de uso de los dispositivos, el cual es un referente en la industria. Pruebas extensivas son realizadas a los dispositivos de Huawei, las cuales en ocasiones pueden ser un tanto extremas. Para comprobar su resistencia mecánica, una muestra debe soportar miles de rondas de pruebas en cuanto a golpes, 500 rondas de pruebas de torceduras, una prueba de estrés de hardware de 70 kg y 2,000 rondas de pruebas de estrés en cuanto a software. Para probar lo confiable que puede ser un dispositivo en diversas condiciones ambientales, las muestras son sometidas a pruebas de 72 horas de radiación solar, 48 horas de pruebas de cambio de temperatura entre calor y frio extremo, ocho horas de exposición a agua salada, pruebas en calor húmedo, vibraciones entre muchas otras pruebas de desgaste.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *