IANIS GUERRERO, LA BANDIDA

  1. Vienes de interpretar grandes producciones como ¨Nosotros los nobles¨ y ¨El Club de los Cuervos¨ ¿Qué expectativas tienes con esta producción que se remonta a un hecho importante en la historia de México?

IANIS: Trabajar en una serie de época es siempre un privilegio. Aquí atravesamos además muchas épocas, desde inicios de 1900 hasta mediados del siglo pasado. Este reto fue un gran gozo. A mi personalmente me encantan los caballos, así que cuando me propusieron interpretar el personaje del bandido al instante dije que si. Cuando empecé a investigar sobre este personaje me fascinó. Y me pareció increíble que estuviera tan ligado a Graciela Olmos quien seria su esposa y de donde tomaría el nombre de “La Bandida”.

  1. ¿Cuéntanos quien es tu personaje y la importancia del mismo en esta producción?

IANIS: José Hernández, el Bandido fue el primer gran amor de Graciela Olmos. Ellos se conocieron cuando ella apenas era una niña y el Bandido junto con otros bandoleros entre los que venían Doroteo Arango y Francisco Villa, de quién Doroteo Arango tomaría el nombre, quienes se dedicaban a asaltar haciendas, se cruzan con Graciela cuando ella era apenas una niña y estos bandoleros estaban asaltando la hacienda de su padre, un hombre por demás nefasto por cierto. Ahí en este asalto Graciela Olmos y el Bandido se conocen pero sin saber que se volverían a ver, muchos años después cuando ella ya  fuera una señorita. Graciela sale huyendo de este encuentro mientras el bandido y Doroteo Arango y otros terminan de asaltar la hacienda pero prometiendo vengarse. Graciela Olmos sin padres y sin muchos bienes termina en un convento y es ahí en dónde se vuelven a ver las caras, casi 12 años después. El Bandido ahora es un revolucionario y llega al convento. Graciela Olmos ahora una señorita lo ve y se terminan enamorando. Cuando el Bandido debe marcharse de ahí para irse a la revolución esta decide dejar el monasterio e irse con él por los caminos del norte de México. Y luchar junto con Pancho Villa en la division del norte.

  1. De todo lo que cuentan sobre la historia de Graciela Olmos en esta producción ¿cuál es esa parte de su vida que más te conmovió?

IANIS: Me parece una mujer muy valiente. Creo que se han contado pocas historias sobre las mujeres en la revolución y en las posiciones de poder de principios de siglo pasado. Graciela Olmos es una de ellas. Siempre estuvo cercana al poder, a los presidentes, a los revolucionarios. Ella es heredera de la revolución y sabe sacarle provecho. Siento que nunca se dejó que siempre salió a pesar de todas la dificultades adelante y eso me gusta de ella. De esa parte de la bandida me enamoré como El bandido.

  1. ¿Como ves que las mujeres hoy en día sean las protagonistas de historias tan inspiradoras?

IANIS: Me parece excelente. La televisión tiene que también ser un reflejo de nuestra sociedad. Tenemos que contar nuestras historias y tenemos que contarlas bien. Poner a las mujeres en alto es simplemente un acto de justicia. Porque la historia la han escrito los hombres y ahí nunca se les ha dado el lugar que merecen. Hacer una serie de época sobre una mujer valiente y fuerte es un acto de valentía para la television y entiendo que tenga el éxito que tiene.

  1. De toda la filmografía que has desarrollado en tu carrera como actor ¿cuál ha sido el mayor reto que te ha traído esta producción?

IANIS: Creo que trabajar con caballos fue lo más retador pero a la vez lo más inspirador. Los caballos son animales hermosos, dóciles pero también nerviosos. Son animales que hay que tratar con mucho respeto. Porque siempre puede haber un accidente. A veces la confianza te gana y terminas poniéndote en riesgo. Y sin embargo son tan emocionantes. Estar encima de un caballo con el traje de charro con el bigote y con el fusil peleando por la revolución es increíble. Una sensación que recomiendo a cualquiera. Todas las tomas y todas las escenas que pudiéramos hacer las hacíamos a caballo. Lo disfrutamos tanto.

  1. ¿Cómo se desarrolló todo el proceso de grabación para poder lograr tener esas imágenes como si estuvieran en la época de Graciela Olmos?

IANIS: Eso es trabajo del area de arte y producción. Yo desarrollé mi personaje tratando de ser lo más fiel a la época. Con el bigote y con la postura, con la dureza en la mirada, en los sentimientos. Tratando de imaginarme lo que podría estar sintiendo el Bandido en esa época. Con esa mujer, que imponía a cualquiera. Fue verdaderamente un privilegio poder interpretar al Bandido. Y además teníamos un equipo de actores alrededor impresionantes. Realmente disfrutamos mucho esta serie. Estas grabaciones fueron muy divertidas y eso que al llegar no nos conocíamos realmente. Saliendo de ahí puedo decir sinceramente que sali con amigos.

  1. ¿Qué se siente trabajar en este tipo de producciones con el respaldo de Telemundo Internacional y que expectativas tienen en cuanto al recibimiento del público?

IANIS: Uno trabaja para que las cosas se vean. Esta producción tuvo un camino largo y sinuoso, pasó por varios lados hasta que finalmente encontró su ventana, su espacio para hacer su propio camino y que mejor que a lado de Telemundo Internacional. Me escribe gente de argentina y de Colombia, de tantos países sudamericanos que la han visto y que les encanta porque es una historia mexicana pero también un personaje universal. Y la revolución es hermosa, está realmente bien filmada, con este charro a caballo que pelea por el amor de Graciela. Creo que eso conecta con algo muy profundo en todos nosotros hispanos.

  1. ¿Qué enseñanzas te deja este personaje frente al respeto y la aceptación de la igualdad de condiciones entre los hombres y las mujeres, sobre todo, teniendo en cuenta que en la época en la que se ubica la historia era bastante machista? ¿crees que aun a los hombres les cuesta aceptar la capacidad que tienen las mujeres para liderar luchas sociales?

IANIS: Por supuesto. A los hombres les cuesta aceptar la capacidad que tienen las mujeres, pero la época cambió y los tiempos han cambiado también. Ahora en este mundo en el que vivimos eso se tiene que convertir en la norma, porque además nos conviene a todos. Las mujeres tienen un lugar en las luchas y en las posiciones de poder y eso equilibra el mundo y lo mejora. Hace que todos estemos mejor. Discriminar a cualquier grupo es en contra de nuestro propio beneficio. Creo que la época fue machista pero hoy somos diferentes, lentamente, con una lucha fuerte pero si siento que poco a poco las mentalidades están cambiando, aunque tal vez no lo suficientemente rápido. Espero que esta serie ayude a eso, a cambiar las mentalidades y a abrir la mente de los que todavía piensan como en la revolución.

  1. De alguna forma las novelas han enseñado a lo largo de los años un medio donde muchas personas conocen aspectos de otras culturas, en ese sentido ¿Qué cosas de la cultura mexicana veremos en esta producción?

IANIS: Todo. El inicio del mexico contemporaneo. La lucha por la revolución por un país con mejores condiciones de vida, mejores condiciones laborarles, un país con sus claroscuros, con un bandido que termina siendo un revolucionario, con una Graciela Olmos que para sobrevivir en esa época convulsa tiene que hacer de todo y jugar con la muerte varias veces. Es un recorrido por los primeros 50 años de México. Y creo que ese recorrido tiene muchas similitudes con los otros países latinoamericanos. Extrañamente vivimos procesos muy parecidos.

  1. Por último ¿cuáles son esas enseñanzas o mensajes clave que esperan dejar en los televidentes?

IANIS: Creo que esta serie al mostrar la vida de esta mujer nos enseña que a pesar de las dificultades podemos salir adelante y que la fuerza no le gana a la astucia. Que el valor es algo que se cultiva y que frente a las grandes complicaciones tenemos que crecernos y salir todavía más fuertes.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.