La enfermedad del Alzheimer

Se estima que en Panamá 20.000 personas padecen la enfermedad del Alzheimer y otros tipos de deterioro cognitivo

 

 

Se pronostica que para el año 2050, el crecimiento de la enfermedad de Alzheimer y otras demencias en Centroamérica será de un 435%, es decir, habrá 6.3 millones de pacientes.

 

Novartis instalará una exhibición en la terminal de buses de Albrook para informar sobre la enfermedad, sus síntomas y brindar algunas recomendaciones para familiares y cuidadores de pacientes.

 

Cerca de 46 millones de personas en el mundo viven actualmente con la enfermedad de Alzheimer y otros tipos de deterioro cognitivo y se estima que para el 2050 esa cifra llegará a 131.5 millones.  En Panamá, se estima que el número de casos llegará a 47.000 en el 2030 y 103.000 en el 2050, lo que representa un incremento de 415% en 40 años.

 

La enfermedad de Alzheimer es la causa más común de demencia y representa entre el 50% y 75% de todos los casos. Destruye las células del cerebro y los nervios interrumpiendo los transmisores que llevan mensajes en el cerebro, en especial aquellos responsables de almacenar recuerdos.

 

A medida que la enfermedad progresa, la persona puede olvidar acontecimientos recientes, los nombres y las caras de personas conocidas, presentar dificultades para comprender lo que se les dice, confundirse con el manejo del dinero o al conducir su auto, sufrir cambios en su personalidad demostrando poco interés en aquellos que les rodean, tener cambios de humor, por ejemplo llorar sin razón aparente o estar convencidos de que alguien intenta hacerles daño. A medida que la enfermedad progresa el paciente también puede adoptar un comportamiento inquietante como levantarse en medio de la noche, deambular o incluso perderse o perder sus inhibiciones y comportamiento adecuado.

 

Según datos de Alzheimer’sDisease International este año habrá 9.9 millones de nuevos casos de demencia, uno cada tres segundos. Precisamente, por el impacto de esta enfermedad, Novartis instalará una pequeña casa en la terminal de buses de Albrook, en la que por medio de fotografías y rótulos informativos se contará la historia de un personaje ficticio que padece la enfermedad.

 

“Para Novartis es de la mayor importancia sensibilizar a la población sobre diferentes enfermedades, y en particular sobre el impacto que estas tienen en los pacientes y sus familiares. Estamos convencidos de que un mayor conocimiento sobre la enfermedad de Alzheimer hará posible el reconocimiento de la enfermedad en etapas tempranas, permitiendo así obtener abordajes más adecuados por parte de los médicos tratantes, beneficiando así la calidad de vida del paciente y de quienes le rodean”, explicó la Directora de Asuntos Públicos de Novartis, Irene Arguedas.

 

A pesar de que no existe cura, los tratamientos actuales pueden mejorar la calidad de vida y la meta de estos es retardar la progresión de los síntomas de la enfermedad, ayudando a las personas con Alzheimer a participar de la vida en familia por más tiempo.

 

Consejos para el cuidador del paciente con enfermedad de Alzheimer

 

·         Use palabras simples y frases cortas con un tono de voz tranquilo, tratando de expresar las cosas en una forma positiva.

·         Dele tiempo suficiente para responder.

·         No le hable al paciente como si fuera un bebé o como si no estuviera presente.

·         Llame a la persona por su nombre y trate de hacer contacto al iniciar a hablarle.

·         Evite las distracciones como radio o televisión cuando trate de comunicarse.

·         Las fechas especiales como cumpleaños o festividades pueden hacer que la familia completa se acerque más al paciente, además de mejorar el ánimo tanto del paciente como de los cuidadores habituales.

·         Anime a los amigos y a la familia a asistir y trate de que interactúen con el paciente a la hora del día en que normalmente se encuentra mejor.

·         Trate de evitar las multitudes, los ambientes extraños que puedan causar agitación o confusión.

·         Distráigase usted mismo y trate de disfrutar de las actividades, lo que puede implicar solicitarle a otra persona que se haga cargo del paciente mientras tanto.

·         Ante todo, acepte que las cosas han cambiado y sea realista en cuanto a lo que usted  y el paciente pueden hacer.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *