La experiencia de Matusagaratí

Hacia una ciencia accesible:  La experiencia de Matusagaratí

Con la finalidad de dar a conocer la riqueza, la biodiversidad y los servicios ambientales que aporta el humedal Matusagaratí, la Secretaría Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (SENACYT) realizó un café científico virtual, donde un equipo de investigadores, donantes y comunicadores se unieron y esforzaron en hacer accesibles los resultados de una investigación científica desarrollada en los últimos 3 años.

El objetivo del café fue dar a conocer la diversidad de estrategias comunicativas y educativas que resultaron de la investigación del humedal de Matuzagaratí, ubicado en las planicies de los ríos Tuira y Balsas en la provincia de Darién, y dar a conocer los hallazgos y la importancia a un público más amplio.

Beatriz Schmitt, coordinadora Nacional del Programa de Pequeñas Donaciones GEF/PNUD; Indra Candanedo, investigadora de la Universidad Tecnológica de Panamá (UTP) y Coordinadora de la  investigación denominada “Hidrología, vegetación y avifauna del complejo de humedales de Matusagaratí, Darién”, y Carolina Borrero, del grupo de Creativos de La Selva Llama, presentaron las diversas estrategias utilizadas para dar a conocer la riqueza, biodiversidad y aportes al ciclo hidrológico presente en el área.

La Dra. Indra Candanedo, indicó que Matusagaratí es el humedal más grande de Panamá. Debido a su inaccesibilidad y a su condición de estar inundado la mayor parte del año, este humedal había sido, hasta recientemente, poco estudiado. Con fondos de la convocatoria I+D de la SENACYT, investigadores panameños y extranjeros, iniciaron en 2019 estudios sobre su funcionamiento hidrológico, vegetación, plantas y aves. Como resultado de estas investigaciones, se han publicado tres artículos científicos en revistas indexadas internacionales.

La Dra. Candanedo explicó que, para comunicar los resultados más relevantes del estudio, tomaron la decisión de hacer uso de una amplia gama de medios de comunicación para hacer accesible la información científica generada.  En primer lugar, prepararon un resumen ejecutivo, en versión digital e impresa, dirigido a los tomadores de decisión.  El mismo fue diagramado en un formato amigable y con numerosas ilustraciones y fotos de manera de propiciar su lectura y transmitir la complejidad y belleza del Matusagaratí.

También organizaron una estrategia comunicativa y educativa dirigida a jóvenes de la provincia de Darién, y para ello, propusieron el programa Jóvenes por Matusagaratí.  Esta acción fue financiada por el Programa de Pequeñas Donaciones del GEF/PNUD. A través de una amplia convocatoria seleccionaron nueve jóvenes de las diversas universidades y se facilitó el intercambio entre los jóvenes y los científicos que estudiaban el humedal. Posteriormente, los estudiantes tuvieron la oportunidad de potenciar sus talentos y creatividad a través de trabajos de labor social utilizando diversas formas de comunicación (videos, blogs, libros electrónicos y páginas en las redes sociales), utilizando el mensaje principal de la necesidad de conservar y hacer un uso sostenible del humedal.

Finalmente, y con el fin de llegar a un público más amplio, prepararon dos videos cortos sobre la importancia del humedal y su contribución al ciclo del agua y sobre su biodiversidad significado cultural, beneficios para las comunidades y amenazas. Estos videos fueron realizados en alianza con el grupo La Selva Llama, un proyecto transmedia, cuyo objetivo es visibilizar las acciones que las comunidades, los científicos y las instituciones realizan para estudiar y conservar la biodiversidad y los ecosistemas panameños. La Selva Llama utiliza diversos elementos para comunicar la información como documentales, podcasts, publicaciones, exhibiciones, realidad virtual y talleres interdisciplinarios.

Al respecto, Carolina Borrero, de La Selva Llama, señaló: “Los videos de Matusagaratí que presentamos aquí son resultado de la colaboración entre este proyecto de investigación y los creativos de ‘La Selva Llama’, ambos en busca de compartir el potente valor de la biodiversidad que tenemos en Panamá”. 

La Dra. Candanedo y su equipo de coinvestigadores, realizaron una maratónica carrera de actividades de comunicación a través de sesiones en vivo en las redes sociales, webinars, programas de entrevistas, de radio, revistas y otros, con el propósito de dar a conocer los conocimientos sobre la diversidad de Matusagaratí y relación con el agua.  

Este proyecto de investigación financiado por la SENACYT fue liderado y ejecutado por la Universidad Tecnológica de Panamá (UTP) en alianza con la Asociación de Profesionales del Darién (APRODISO), la Universidad de Panamá (Darién), Fundación Naturaleza y Ciencia 507, el Centro de Estudios y Acción Social Panameño (CEASPA) e ISAE Universidad. Más información sobre el humedal de Matusagaratí y sobre estas iniciativas se puede encontrar en la página de Instagram @matusagarati

El Café Científico virtual de la SENACYT forma parte del Plan Estratégico Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (PENCYT 2019-2024) para el fortalecimiento de las regiones, a través del apoyo al talento local y la creación de nuevas capacidades para realizar ciencia y tecnología.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *