LA IMPORTANCIA DEL MEDIO AMBIENTE, EN TIEMPOS DE COVID19

Ing. Luzzby Eilys Mezua Sarmiento | Unidad Ambiental | CONADES

Fuente: www.conades.gob.pa 

¿Cuál es el principal objetivo de la Educación Ambiental?

Crear conciencia sobre el cuidado y protección del medioambiente y sus procesos a través de herramientas que fomenten la sensibilidad y conciencia por medio de actitudes, aptitudes y valores sociales; para enfrentar los problemas ambientales asociados a las actividades antropogénicas y el papel de la humanidad para evaluar y resolver estos problemas; a fin de proponer medidas de conservación y protección del medioambiente.

¿En qué consiste la Evaluación de Impacto Ambiental de una obra o   proyecto?

Consiste en un conjunto de procesos para identificar, evaluar, describir y valorar los efectos de los impactos positivos o negativos que pueden causar las actividades que se desarrollarán en una obra o proyectos sobre el medioambiente.

¿Si el Estudio de Impacto Ambiental no se ha llevado a cabo, se puede dar inicio a las obras o actividades de un proyecto?

En el artículo 16 del Decreto N°123 que aprueba el Reglamento del Proceso de Evaluación de Impacto Ambiental; si el proyecto se encuentra en la lista de proyectos, obras o actividades que ingresarán al Proceso de Evaluación de Impacto Ambiental; utilizando como referencia entre otras la Clasificación Industrial Internacional Uniforme (Código CIIU)  y el artículo 23 del presente Decreto que estipula que: “Las actividades, obras o proyectos, públicos o privados, que por su naturaleza, características, efectos, ubicación o recursos pueden generar riesgo ambiental, requerirán de un Estudio de Impacto Ambiental (ESIA) previo al inicio de su ejecución, de acuerdo con la reglamentación de la presente Ley.  Por consiguiente, estas actividades, obras o proyectos, deberán someterse a un Proceso de Evaluación de Impacto Ambiental; inclusive aquellos que se realicen en la cuenca del canal y comarcas indígenas”. Por lo que de no elaborarse y presentarse el ESIA o la anuencia ambiental, en caso de no requerir de ESIA; no se puede dar inicio a las obras del proyecto.

¿Crees que el COVID-19 ha tenido un impacto ambiental positivo en el mundo?

Es correcto, el COVID-19 ha tenido un impacto positivo en el medioambiente, esta pandemia ha generado un respiro al planeta. A través de la mejora de la calidad del aire, se ha reducido un 25% en sus emisiones de dióxido de carbono; según cálculos de Lauri Myllyvirta, del Centro de Investigación en Energía y Aire Limpio (CREA), con sede en Estados Unidos.

Según Myllyvirta calcula que durante las últimas tres semanas China emitió 150 millones de toneladas métricas (mtm) de CO2, que representan el 25% menos que durante el mismo período del año pasado. Esta reducción representa 6% a nivel global. Sin embargo, según las Naciones Unidas se puede generar un efecto rebote y la Organización Meteorológica Internacional (OMM) indica que no se va a solucionar el cambio climático con los efectos positivos que generan las medidas para disminuir la propagación de cualquier virus.

La suspensión de vuelos de distintas aerolíneas ha contribuido en la disminución de las emisiones del CO2 ya que esta actividad genera el 5% de la contaminación atmosférica global.

La Agencia Espacial Europea (ESA), por sus siglas en inglés publicó un video que revela la significativa disminución de los niveles de dióxido de nitrógeno (NO2), un gas nocivo emitido por automóviles (precisamente los que utilizan diésel) e instalaciones industriales, en el norte de Italia, epicentro del brote del nuevo coronavirus en el país europeo.

En el caso de Italia, la disminución del tráfico de peatones y automóviles ha propiciado el retorno de los animales a su hábitat. En Venecia, el agua de los canales luce mucho más clara debido a la nula presencia de turistas y sus residuos y el tráfico de góndolas. Su calma ha permitido la aparición de cardúmenes de peces de varias especies. Además, ha incrementado el número de cisnes recorriendo los caños. 

De igual manera desde un punto vista económico, las producciones en las fábricas se han detenido temporalmente y la demanda ha disminuido; por lo que se ha reducido el consumo de combustibles fósiles, lo que puede generar un cambio positivo en el comportamiento y los hábitos en los consumidores a nivel mundial.   

Por ejemplo, en el Reino Unido, el 45% de los consumidores están comprando productos que son amigables con el medio ambiente, pero lo más importante es que el 41% afirma que están interesados ​​en comprar estos productos; pero no los compran regularmente, resaltando que están interesados en continuar con este cambio.

¿En Panamá de qué manera positiva podemos ver el confinamiento por el COVID-19 en nuestro medioambiente en general?

En Panamá, no se ha evidenciado de qué manera ha beneficiado las medidas implementadas para evitar la propagación del COVID-19. No obstante, se considera que se puede generar impactos positivos al medioambiente parecidos a los que se han reportado en otros países del mundo. De igual manera, se entiende como medioambiente el conjunto de factores físicos y biológicos que rodean a los seres vivos y que influyen en su desarrollo y comportamiento.

Por lo que considero, que esta pandemia puede y ha generado cambios positivos en las diferentes facetas del ser humano desde mejorar nuestros hábitos saludables hasta la productividad en el ámbito personal y profesional; trabajando desde casa, factor que también ha reducido el uso de automóviles y otros medios de transporte aéreos y terrestres; lo puede contribuir a disminuir la contaminación del aire por el consumo de combustibles fósiles que generan emisiones de CO2. Aunado a esto, es una gran oportunidad para conocerte a ti mismo; para hacer una versión mejorada de nosotros; siendo más conscientes y promoviendo soluciones para la conservación y protección de los recursos naturales del planeta tierra, considerando retomar las tradiciones de los pueblos originarios.

REFLEXIÓN FINAL

Desde los inicios, el ser humano ha estado haciendo uso de los recursos naturales del planeta, en principio solo hacía uso de esos recursos de acuerdo sus necesidades básicas; generando solo desechos orgánicos que la naturaleza se encargaba de transformarlos nuevamente en recursos, reintegrándolos al medio ambiente sin afectarlo.


Con el paso del tiempo, la humanidad evolucionó de forma exponencial. Se produjo un gran crecimiento de los núcleos urbanos relacionados a la extracción y transformación de elementos naturales. Se desarrollaron grandes industrias que en conjunto con el crecimiento de las poblaciones propició la generación de desechos sólidos de origen inorgánico de forma progresiva. 

Debido a los comportamientos, hábitos y condiciones socio-económicas de estas sociedades comenzaron a tener dificultades para eliminar los residuos humanos (heces fecales) y sólidos orgánicos e inorgánicos producidos; apareciendo con esto, problemas en la salud pública debido a la presencia de vectores que empezaron a proliferar la transmisión de enfermedades tales como la Peste Bubónica, Cólera, Fiebre Amarilla y la Gripe Porcina entre otros.


Por ende, a través de la pandemia del Coronavirus COVID-19, nos ha permitido evaluar sobre el papel o rol crucial del ser humano en la sostenibilidad del planeta tierra, donde debemos proteger el medioambiente desde nuestros hogares y áreas de trabajo; a través del cambio de nuestros hábitos en el aseo e higiene personal y de consumo, que estos sean amigables con la naturaleza.


Esto solo se puede lograr por medio de la compra de productos naturales que no hayan sido probados en animales y que los procesos industriales ahorren agua, mejorando de esta manera la salud ambiental de nuestro entorno y la salud pública. De igual forma promoviendo valores sociales tales como: solidaridad, generosidad, respeto y amor hacia el prójimo; sin importar credo, etnia y cultura.


“Somos uno solo, somos Tierra y somos hermanos”, relacionado muy estrechamente a “UBUNTU” la filosofía y tradición de los pueblos originarios de Sudáfrica, que lo considera como una regla ética enfocada en la lealtad de las personas y las relaciones entre éstas. Según Leymah Gbowee, activista pacifista de Liberia que define el concepto como: “Yo soy porque nosotros somos” creando empatía con el prójimo ya que: ¿Cómo uno puede estar feliz si los demás están tristes? Considerando esto y como lo indica OPS/OMS no dejaremos a nadie atrás, practicando de esta manera uno de los mandamientos de Dios, amarás a tu prójimo como a ti mismo (Mateo 22:39).


El respeto por el medioambiente es otra manifestación de nuestro amor hacia Dios y hacia el prójimo; se honra a Dios cuidando lo que Él ha creado y se respeta al prójimo al no destruir el patrimonio ambiental común (Pablo Nzord, 2015).

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *