Medicamentos biológicos vs. Biosimilares

Un tema de actualidad médica: medicamentos biológicos vs. Biosimilares

 

 

Expertos destacan la importancia de entender las diferencias entre el medicamento biológico original y los medicamentos biosimilares

 

La biotecnología ha permitido la creación no sólo de los medicamentos biológicos, sino la elaboración de alternativas terapéuticas parecidas al producto original de referencia, ya que comparten algunas de sus características aunque con diferencias potencialmente significativas.

 

Ésta, entre otras, fue una de las temáticas que generó mayor interés durante la cumbre médica internacional de la que Panamá fue sede, organizada por Janssen (compañía farmacéutica de Johnson & Johnson) en la que participaron 400 profesionales de la salud de toda Latinoamérica, para presentar los últimos avances científicos en el tratamiento de ciertas enfermedades crónicas.

 

El evento fomentó una gran participación de expertos de diversas especialidades para abarcar también temas de actualidad médico científica.  Uno de estos temas, y de gran  actualidad en el sector salud, son los medicamentos biosimilares, de los cuales se ha venido hablando de manera reciente en la región de Centro América.

 

La cumbre médica contó con la participación del Dr. Juan Esplugues, Vicepresidente del Comité Científico de la Fundación para la Promoción de la Salud y la Investigación Biomédica de Valencia, España, quien presentó a los asistentes su conferencia sobre biosimilares.

 

La evolución en la manera de tratar las enfermedades ha sido siempre un tema de mucho interés en las agendas de salud.  Hasta mediados del siglo XIX, en general, las primeras medicinas se obtenían de fuentes naturales (hierbas, plantas y otros insumos vegetales). Posteriormente, y durante muchos años, la industria farmacéutica desarrolló medicamentos de síntesis química, que son moléculas pequeñas que complementaron estos portafolios para el tratamiento de dolencias.

 

Los significativos avances en la investigación y desarrollo han llevado a crear  medicamentos cada vez más especializados. Hoy en día, gracias a la revolución en la biotecnología, existe una nueva clase de medicamentos llamados biológicos. Los medicamentos biológicos son moléculas muy grandes que se derivan de organismos vivos para producir proteínas terapéuticas, que se utilizan para el tratamiento, diagnóstico o prevención de enfermedades.

 

Los medicamentos biológicos actuales han representado un avance de gran trascendencia para la vida de muchos pacientes con enfermedades crónicas y con pocas alternativas terapéuticas a disposición, como por ejemplo algunos tipos de cáncer, enfermedades de la sangre, trastornos neurológicos y enfermedades autoinmunes como la artritis reumatoide y la psoriasis.

 

Con el surgimiento de los fármacos biológicos, han aparecido de manera mucho más reciente los denominados medicamentos biosimilares. Durante su presentación, el Dr. Esplugues mostró a los asistentes a esta cumbre médica internacional las diferencias entre los medicamentos biológicos y los medicamentos biosimilares, explicando en detalle por qué no pueden ser iguales.  

 

A diferencia de los medicamentos genéricos, que son moléculas muy pequeñas y se pueden copiar de forma idéntica, en el caso de los productos biológicos se hace prácticamente imposible la imitación exacta por su gran tamaño y estructura.

 

Es por esto que el intercambio de un medicamento biológico a un biosimilar pudiera tener consecuencias difíciles de predecir, no solamente relacionadas con la eficacia, sino también con la seguridad, ya que por ser una proteína diferente pudiera desencadenar reacciones inmunogénicas (de rechazo, pérdida de eficacia o efectos adversos), poniendo en riesgo la seguridad del paciente.

 

El tiempo necesario para desarrollar un medicamento biológico es indicativo del alto nivel de complejidad involucrado en el proceso. “Típicamente toma entre 10 y 15 años desarrollar un medicamento biológico, el cual está soportado a través de una amplia base de datos analíticos, clínicos y no clínicos, para demostrar su seguridad y eficacia. Igualmente son sometidos a estrictos procesos de monitoreo y control después de su comercialización en beneficio y seguridad de los pacientes que los utilizan,” explicó el Dr. José Antonio Herrera, Gerente Médico de Inmunología de Janssen.  

 

 

Los medicamentos biológicos actuales han representado un avance de gran trascendencia para la vida de muchos pacientes con enfermedades graves y con muy pocas alternativas terapéuticas. Esta tecnología está siendo estudiada en la actualidad para encontrar oportunidades en el tratamiento de otras enfermedades como VIH, Alzheimer, enfermedades cardiovasculares, entre otras. Es así como la biotecnología representa una de las grandes conquistas de la ciencia médica hoy en día.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *