MESA CONSULTIVA DE AMBIENTE

MESA CONSULTIVA DE AMBIENTE ABORDA TEMAS DE SEGURIDAD HÍDRICA Y SOSTENIBILIDAD DE OCÉANOS Y BOSQUES

La Mesa Consultiva instaurada por el Ministerio de Ambiente (MiAMBIENTE) celebró  la tercera sesión, enfocada en la seguridad hídrica, sostenibilidad de los océanos y los bosques, con participación de representantes de la institución y de la sociedad civil.

José Victoria, director de Seguridad Hídrica resaltó la importancia que tendrá la seguridad hídrica en la apertura del bloque 2 en la etapa post covid, e hizo énfasis en asegurar el volumen de agua para el consumo, la calidad y la disposición con los excedentes. Esbozó además las acciones que en esta materia trabaja MiAMBIENTE, como la creación de un anteproyecto de ley para la gestión del suelo, la elaboración de un atlas del uso sostenible de la tierra, y un programa de monitoreo de sequía y de cuencas.

Se refirió además a los proyectos existentes como el de cosecha de agua, junto al PNUD; además, el estudio de exploración de aguas subterráneas, una novedad en Panamá; el manual de dotación de agua, una guía para ser utilizada por las comunidades. También hizo alusión al estudio de la Huella Hídrica que busca determinar la cantidad de agua para la elaboración de determinados productos.

El director de Costas y Mares de MiAMBIENTE, José Julio Casas, resaltó en la necesidad de cambiar las formas cómo se hacen determinadas actividades para convertirlas en amigables con el ambiente en la nueva etapa y resaltó la necesidad de lograr una economía sostenible; así se logrará mejores beneficios de los océanos y la protección de sus recursos.

De esa manera, delineó acciones directas que se promueven y que implican generar servicios; ejecución de actividades internacionales; inversión de fondos en comunidades; contratación de personal desde los proyectos y actividades en el contexto del turismo ecológico en zonas marino-costeras y el trabajo interinstitucional.

Por su parte, Dimas Arcia, director de Áreas Protegidas y Biodiversidad destacó el valor de las 125 áreas protegida en Panamá y su relación con la pobreza, recalcando que las regiones más pobres del país forman parte de ellas o de su área de amortiguamiento; lo que representa una amenaza. Según Arcia, se requiere establecer alianzas, mejorar la coordinación interinstitucional, así como cambiar el paradigma a que las áreas protegidas favorecen a la gente, garantizado que sus riquezas lleguen a la población con actividades como el ecoturismo y la investigación científica.

Por la Dirección Nacional de Forestal, Víctor Cadavid, remarcó que MiAMBIENTE trabaja en agilizar y fortalecer el sector forestal, con miras a generar empleos verdes, a través de programa a mediano y largo plazo como el Máster Plan Forestal con el Banco Mundial, donde se respete el uso adecuados de especies nativas. Cadavid manifestó que se establecerán 11 nuevos puestos de control en el país, mientras que junto al Ministerio de Desarrollo Agropecuario se buscan medidas que frenen la expansión de las fronteras agropecuarias, una amenaza latente a las áreas forestales del país.

Habla la sociedad civil

Isaías Ramos, del Centro de Incidencia Ambiental (CIAM) planteó la necesidad de crear un sector agrícola sustentable, crear políticas de suelo, invertir en la recuperación de áreas degradadas y prohibir la sustitución de bosques nativos. Agregó que es imperante integrar los derechos humanos al agua y al saneamiento a la nueva Ley del Agua, medidas que garantizarían un desarrollo humano sostenible e incluyente.

El investigador asociado a Coiba AIP, Claudio Monteza, ahondó en la conectividad de los bosques, y dejó claro que contar con áreas protegidas no asegura el tránsito libre de especies. Ejemplificó la fragilidad de los bosques del Canal de Panamá que, al sufrir de presiones de demográficas, intensas prácticas agrícolas y plantaciones maderable no permite la conectividad de grandes especies, solo de especies medianas y pequeñas, lo que implica problemas tan poco visibles como el desarrollo desmedido de insectos como las garrapatas, con los consecuentes riesgos de zoonosis, cada vez más cercanos a núcleos de población.

Vicente Del Cid, de la Fundación MarViva resaltó que el mar brinda muchos beneficios. Se refirió a los problemas que constituyen la sobrepesca, el cambio climático y la contaminación. Brindó cifras de la sobrepesca y apuntó que el 34 % de las especies está en situación de sobrepesca y un alto porcentaje de éste en niveles máximos, mientras que tan solo el 7.9 % es subexplotado.

Por Fundación NATURA, Alvin Alzamora hizo un balance de las tareas que han desarrollado en la administración de fondos para uso de programas ambientales. Resaltó la importancia de alcanzar el ordenamiento territorial para organizar a las comunidades en un enfoque global en que las actividades productivas no se desarrollen en perjuicio de los servicios que brinda la naturaleza.

Sobre la Mesa Consultiva Ambiental

Este es un espacio de diálogo participativo para analizar aportes sobre cómo hacer que la reactivación económica del país sea ambientalmente sostenible y consensuar acciones prioritarias, considerando el plan de acción ambiental 2019-2024.

Su finalidad es la elaboración de un documento con propuestas concretas para que el proceso de reactivación económica se realice cumpliendo las normas ambientales vigentes y priorizar las acciones de gestión ambiental. Este documento será entregado al Ministerio de Economía y Finanzas, el cual preside la mesa de reactivación económica, al igual que al Ministerio de Comercio e Industrias.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *