Minimizar síntomas del cáncer es la prioridad de adultos mayores con esta condición

  • Resultado se obtuvo a partir de una encuesta global de Pfizer entre personas mayores de 65 años con cáncer o sobrevivientes y sus cuidadores.
  • Encuesta se aplicó en siete países a nivel mundial, incluyendo tres de Latinoamérica.

La edad es el factor de riesgo más importante para el desarrollo de un cáncer e inclusive, alrededor del 60 % de todos los casos de esta enfermedad ocurren en personas con  65 años o más. Datos de una encuesta global aplicada recientemente por Pfizer, entre este tipo de pacientes y sus cuidadores, revelaron que los adultos mayores con cáncer (61%) desean contar con planes de tratamiento que les brinden la posibilidad de control de la enfermedad; es decir, disminuir o desaparecer los síntomas de este padecimiento para una mejor calidad de vida.

Dicho objetivo es prioritario, así como prolongar lo más posible el tiempo de vida del paciente (según el 45% de adultos mayores y el 54% de cuidadores encuestados) y minimizar los efectos secundarios (de acuerdo con el 41% de adultos mayores y 49% de cuidadores)

Las personas mayores de 65 años, que viven con cáncer, sienten que son lo suficientemente fuertes para recibir el tratamiento adecuado; sin embargo, la encuesta reveló que es probable que los pacientes no estén recibiendo toda la información que necesitan para tomar decisiones informadas y son pocos a los que se les consulta por el objetivo personal del tratamiento (solo al 16% de los adultos mayores participantes). Inclusive, el 65% de los pacientes encuestados indicó que desea recibir tratamientos que puedan abordar directamente su enfermedad.5 (Ver recuadro: “Generalidades de la encuesta global de Pfizer”).

“Según la Organización Mundial de la Salud, más de 19 millones de nuevos casos de cáncer se diagnosticaron en el año 2020, a nivel mundial. Por eso, en Pfizer nos enfocamos en ayudar a eliminar las barreras a las que se enfrentan los pacientes con esta enfermedad, incluyendo los mayores de 65 años, para permitirles tener una atención óptima”, comentó Eyra Medina, gerente médico de Pfizer Centroamérica y Caribe.  “Esta encuesta global forma parte de dicho objetivo, ya que nos permite comprender las experiencias que viven estos pacientes y sus cuidadores, así como obtener un panorama más completo de las oportunidades que existen para trabajar en iniciativas que permitan reducir las barreras de acceso a las que se enfrentan actualmente”.

Hoy en día, los adultos mayores tienen estilos de vida más saludables y activos, lo que les permite tener una mayor longevidad. Por eso, la edad no debe ser un punto ciego en la atención del cáncer.

El impacto del COVID-19 en pacientes con cáncer y cuidadores

La encuesta realizada por Pfizer también reveló que, tanto para los adultos mayores con cáncer como para los cuidadores, la pandemia por COVID-19 ha sido otro obstáculo que se suma a los inconvenientes que ya enfrentan. Específicamente, el 73% de los cuidadores indicó que esta pandemia ha dificultado aún más el cuidado de este tipo de pacientes y más de la mitad (58%) comentó que la atención médica se ha visto impactada por citas postpuestas o canceladas, retrasos en exámenes o en la obtención de resultados y hasta por la dificultad para obtener los implementos necesarios para su cuido.

Positivamente, cabe destacar que ambos públicos valoran la existencia de la telemedicina para retomar las citas de los adultos mayores con cáncer. Esta trae consigo ventajas como no exponerse a otras personas que están enfermas, no tener que salir de casa y ahorros en términos de transporte. Ahora bien, los pacientes sí destacan su preocupación por el hecho de que no saben si sus síntomas son evaluados correctamente a través de la tecnología.

La encuesta también mostró que el rol de los cuidadores es muy significativo: su apoyo es altamente valorado por los adultos mayores por los que velan. Específicamente, más del 60% de los pacientes encuestados indicó que el apoyo emocional y acompañamiento que los cuidadores les dan es lo que más valoran, seguido de la ayuda para movilizarse, el apoyo con las tareas del hogar y la preparación de sus alimentos.

La realidad es que el cáncer no discrimina. Abordar las diferencias en la atención que enfrentan los adultos mayores es importante y requiere de un enfoque variado, con la participación de diferentes actores.

“Es por eso que en Pfizer estamos trabajando en diversas áreas para el tratamiento del cáncer, con los cuidadores y las comunidades más desfavorecidas para ayudar a superar esas barreras que se interponen en el camino del cuidado óptimo del paciente. Como parte de nuestras iniciativas, por ejemplo, colaboramos regularmente con agencias de salud sobre cómo brindar más apoyo a los adultos mayores con cáncer y también, trabajamos constantemente para comprender cómo funcionan nuestros medicamentos en estas poblaciones a través de ensayos clínicos, entre otros”, acotó la doctora Medina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *