Mitos y realidades de la vacuna ARNm

Mitos y realidades de la vacuna ARNm

  1. El ARN modifica el ADN

No. La vacuna de ARN mensajero (ARNm) contra el COVID-19 no modifica ni interactúa con el ADN de ningún modo. La vacuna de ARNm lleva instrucciones a las células para generar una proteína que desencadena una respuesta inmunitaria.

El ARNm de la vacuna contra el COVID-19 permanece en el citoplasma y nunca ingresa al núcleo de la célula, que es donde se encuentra nuestro ADN. Por lo tanto, no afecta ni interactúa con el ADN de ninguna forma.

La evidencia indica que el ARNm permanece en el citoplasma aproximadamente 9 días, tiempo suficiente para que la célula transcriba las instrucciones y genere la proteína que va a presentarse como antígeno para estimular la activación del sistema inmune.

La vacuna de ARNm contra el COVID-19 funciona con las defensas naturales del organismo para generar inmunidad a la enfermedad de manera segura.

  1. Si ya tuve COVID-19 no debo vacunarme

No es así. Usted debería vacunarse más allá de que haya tenido COVID-19 o no. Esto se debe a que los expertos todavía no saben cuánto tiempo dura la protección que el organismo genera después de enfermarse y recuperarse. Incluso si se recuperó de COVID-19 es posible, aunque poco frecuente, que pueda volver a infectarse por el virus que causa el COVID-19.

  1. La vacuna ARNm contiene el virus

Esto es incorrecto. La vacuna de ARNm contra el COVID-19 no contiene SARS-CoV-2 y no puede contraer el COVID-19.

Lo que se administra es el código de la proteína de superficie del virus que, al ser descifrado por la célula, estimula la producción de esta proteína que luego se presenta como antígeno a nuestro sistema inmune.

  1. La vacuna de ARNm causa problemas de infertilidad

Esto es falso. Actualmente, no hay datos que demuestren que los anticuerpos generados por la vacuna de ARNm contra el COVID-19 causen problemas de infertilidad ni sugieren que sea un efecto secundario de ninguna vacuna.

Las personas que están tratando de quedar embarazadas actualmente o planean hacerlo próximamente pueden vacunarse contra el COVID-19.

  1. El tiempo récord en el que se desarrolló y fabricó la vacuna hizo que no se siguieran todos los pasos en el proceso regulatorio

No es cierto. La vacuna de ARNm se desarrolló en un período mucho más corto debido a la obvia necesidad de abordar la amenaza a la salud pública a raíz de la pandemia. Un tiempo de desarrollo y revisión más breve no implica que la vacuna no sea segura.

La reducción de los tiempos de desarrollo es el resultado de los avances tecnológicos para mapear el ADN del virus y del uso de plataformas de vacunas creadas para otras enfermedades que estaban en funcionamiento para desarrollar y probar la vacuna.

El proceso de los ensayos clínicos se aceleró inscribiendo a más personas en los ensayos para mejorar la recopilación rápida de datos y el análisis más temprano de los datos de seguridad sobre poblaciones demográficamente diversas. Esto también aceleró el proceso de revisión de la FDA, ya que iba supervisando los datos en simultáneo. El tiempo de entrega/distribución se acortó al permitir que la fabricación tuviera lugar mientras se aprobaba la vacuna, y no después.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.