Invade la Moda Gatsby

En 1974 «El gran Gatsby» hizo tanto dinero en los cines como con su línea de ropa para los almacenes Bloomingdales. Y ahora, en 2013, Miuccia Prada, Tiffany’s y Brooks Brothers, en alianza con la diseñadora Catherine Martin, se encargan de que, fuera de las pantallas, Gatsby se venda muy bien.

 

 

El estilo art decó, el charlestón, los vestidos cortos, las perlas, el pelo a lo garçon, las borlas y las boquillas vuelven, pero no por casualidad. La alianza entre el cine y la moda, dos de los mundos más influyentes en los hábitos del consumidor, alumbran una nueva y potencialmente muy rentable «era Gatsby». Y al público no le quedará otro remedio que acostumbrarse.

 

Con la revisión del clásico de Scott Fitzgerald por parte del visionario Baz Luhrmann no se podía dejar escapar la oportunidad de extrapolar el negocio a la industria musical -con una banda sonora con Jay Z, Beyoncé o Lana del Rey- a la editorial -con la reedición del clásico- pero sobre todo a la de la moda, con la excusa de recrear aquellas fastuosas fiestas con las que Jay Gastby sublimaba toda una época, los felices años 20.

 

«Los 20 es un periodo al que nunca dejaremos de volver. Fue la primera vez en la historia en la que realmente podemos conectar con lo que llevaba la gente. Es el primer período contemporáneo en cuestión de vestuario. Y a veces olvidamos que fue la primera época que fue fotografiada de una manera intensa», explica Catherine Martin, diseñadora de vestuario y productora de la película, así como esposa de Luhrmann, en una entrevista con la prensa internacional.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *