Múltiples tareas, múltiples nutrientes

Múltiples tareas, múltiples nutrientes

 

 

Cumplir con un rol de mujer multitarea requiere no solo una alta capacidad de organización, sino una alimentación que permita cumplir con las demandas.

 

Atender el teléfono, asistir a las reuniones, atender a los clientes; estar pendiente de la guardería, la escuela, la casa, la alimentación de los pequeños, y de los grandes; hacer deporte, mantenerse saludable, disfrutar de tiempo libre y mantener un bajo nivel de estrés, son sólo algunas de las exigencias que día a día cumplen las mujeres en una sociedad que cada día demanda más.

 

Para ellas, pensar en una alimentación adecuada a sus necesidades es quizá la última de sus preocupaciones, pero asegurarse de consumir los alimentos que requiere, les permitirá no solo cumplir sus múltiples tareas, sino tener la energía y salud para disfrutar su rol.

 

La primera de las recomendaciones es consumir suficientes carbohidratos complejos para tener la energía necesaria  sin aportar calorías vacías (alimentos que aportan calorías, pero muy pocos o ningún nutriente), así como proteína y los vegetales.

 

También debe pensar en mantener las reservas de Calcio, Hierro y Zinc en el organismo. Estos tres ingredientes son esenciales: el Calcio para el mantenimiento de la masa ósea  y para  formar reservas de este elemento; el Hierro para el mantenimiento de los niveles de hemoglobina, importantes para evitar enfermedades como la anemia; y el zinc que es un mineral esencial para el correcto funcionamiento del organismo.

 

¿Cómo suplir esas necesidades?

Según Ana Cristina Gutiérrez, asesora nutricional de Herbalife, se recomienda realizar de 5 a 6 tiempos de comida, cada 3 o 4 horas, donde encontramos 3 tiempos fuertes (desayuno, almuerzo y cena) y 2 o 3 meriendas a media mañana, media tarde y antes de acostarse.

 

En general, los 3 tiempos fuertes deben contener fuentes de hidratos de carbono (pastas, arroz, frijoles, cereales, pan o tortilla), proteína (carnes, pollo, pescado, atún, huevo, soya o leguminosas) y vegetales (lechuga, tomate, zanahoria, zuquini, etc.). La ingesta de grasa debe ser moderada.

 

Beneficios

Cuidar su alimentación le traerá múltiples beneficios como tener la energía necesaria para realizar las funciones diarias, evitar cansancio extremo, tener un buen desarrollo intelectual y físico. Además, si consume estas calorías de carbohidratos complejos, proteína y grasa, también previene el desgaste muscular.

 

Debe tener en cuenta que con el aporte adecuado de micronutrientes obtendrá las vitaminas y minerales necesarios para el funcionamiento óptimo del metabolismo. De igual forma, conseguirá buenos dividendos a nivel emocional, puesto que, una buena alimentación contribuye a mantener un estado emocional sano, que evita caer en depresiones o desanimo.

 

Otra de las ganancias de una dieta saludable, es que “si a pesar de tener miles de cosas por hacer, saca un ratito para realizar todos los tiempos de comida y éstos están compuestos por una alimentación balanceada, promueve  una buena salud digestiva y evita problemas como gastritis, colitis o estreñimiento. Recuerde que una dieta adecuada también prepara al sistema inmune para combatir resfríos, virus o bacterias presentes en el medio ambiente”, concluye Gutiérrez.

 

 

Nota: “Se recomienda antes de iniciar una dieta, la visita a un médico o nutricionista especializado”

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *