Nueva terapia para cáncer de próstata avanzado

Una nueva opción terapéutica ha sido aprobada recientemente en Panamá y se encuentra disponible para pacientes con cáncer de próstata avanzado, resistente a la castración, y que progresaron a la quimioterapia.

 

 

La Dirección Nacional de Farmacia y Drogas del Ministerio de Salud de Panamá aprobó la introducción al país de Acetato de Abiraterona,   primer medicamento hormonal de administración oral para el tratamiento del cáncer de próstata avanzado resistente a la castración

Los estudios clínicos han demostrado que este nuevo recurso terapéutico en la terapia estándar de pacientes con tumores resistentes a la castración, presenta una disminución proporcional del riesgo de muerte en 35%.  Acetato de Abiraterona está disponible en Panamá bajo la marca Zytiga.

En Panamá, el cáncer de próstata es el más frecuente de todos los tumores que afectan a los hombres, con una incidencia en 2010 de 332 casos según estadísticas del Instituto Oncológico Nacional (ION).  Globalmente, el cáncer de próstata es el segundo tipo de cáncer diagnosticado con mayor frecuencia en hombres y el quinto tipo de cáncer en términos generales. Casi 900 mil casos nuevos de cáncer de próstata fueron diagnosticados en el mundo en 2008, y más de 258 mil hombres murieron a causa de la enfermedad.

Este tipo de cáncer es el resultado de la malignización de ciertas células de la próstata, una glándula que se encuentra debajo de la vejiga en los hombres y cuya función es producir parte del líquido seminal. Aunque suele ser una enfermedad de desarrollo lento, algunos tumores de próstata pueden ser muy agresivos y extenderse a otros órganos (metástasis) de manera precoz.

Acetato de Abiraterona es una nueva terapia de administración oral, de única dosis diaria, que impide la producción de andrógenos en sus tres fuentes: testículos, glándulas adrenales y tumor, mediante el bloqueo de la enzima CYP 17.

Los andrógenos son hormonas que propician el desarrollo y las características sexuales masculinas y además ha sido demostrado que las células cancerosas de la próstata los necesitan para crecer.

“El Acetato de Abiraterona es un tratamiento hormonal que aumenta de manera significativa la mediana de sobrevida global de los pacientes que ya han sido tratados previamente con terapia hormonal y con quimioterapia. Cerca del 20% de los pacientes con cáncer de próstata avanzan  hacia un estadío severo de la enfermedad y podrían ahora beneficiarse con esta nueva alternativa terapéutica”,  puntualizó la Dra. Carmen Martinez, Directora Médica de Janssen para Venezuela, Centro América y el Caribe.

“El Acetato de Abiraterona es un tratamiento oral que aumenta de manera significativa la mediana de sobrevida global de los pacientes que ya han sido tratados previamente con terapia hormonal y con quimioterapia. Basado tanto en los estudios que dieron pie a la aprobación para uso clínico por parte de las agencias regulatorias como por mi experiencia con Acetato de Abiraterona en esta población de pacientes resistentes a castración y que han progresado desde quimioterapia a base de taxano, los resultados son favorables, con muy buena respuesta y tolerabilidad, es decir, pocos efectos adversos”, puntualizó el Dr. Roberto Iván López, Presidente de la Sociedad Panameña de Oncología y Jefe del Servicio de Oncología del Instituto Oncológico Nacional.

Uno de los aspectos más destacables del Acetato de Abiraterona que lo diferencia de otros tratamientos oncológicos, es que posee un mecanismo de acción novedoso, con beneficio en la tasa de sobrevida global y con un perfil de toxicidad aceptable. Adicionalmente, Acetato de Abiraterona también ofrece una reducción del dolor óseo que muchas veces se manifiesta en los estados avanzados de la enfermedad.

“Hasta la aparición de Acetato de Abiraterona los pacientes luego de la progresión a la quimioterapia, o recibían una segunda línea poco exitosa o un tratamiento de sostén, paliativo” agregó la Dra. Martinez.

El tratamiento de esta patología depende del estado en que se diagnostique. La prostatectomía (extirpación quirúrgica de la próstata), bloqueo hormonal o radioterapia son posibilidades terapéuticas disponibles para esta enfermedad. 

El objetivo primordial del tratamiento del cáncer de próstata avanzado es bloquear la acción de los andrógenos como la testosterona, ya que esto posibilita la regresión del tumor cuyo desarrollo es estimulado por esta hormona. Sin embargo, con el tiempo muchos pacientes que han respondido inicialmente a tratamientos que bloquean la producción de testosterona vuelven a producir esa hormona, lo que reactiva la enfermedad.

 

La quimioterapia se utiliza en aquellos casos en los que la enfermedad se convirtió en resistente a la castración, esto quiere decir que el cáncer de próstata a pesar del tratamiento que se realizó, siguió avanzando, habiéndose agotado las posibilidades de realizar o continuar con el bloqueo hormonal.

Los tratamientos disponibles en esta instancia son quimioterapias endovenosas, de las cuales hasta 2010 se disponía solamente de docetaxel y mitoxantrona. 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *