Picaduras de insectos

 

Acciones permanentes para evitar las picaduras de insectos

Las picaduras de insectos suelen ser un mayor problema cuando existen brotes de virus como el dengue, el chikunguña y el zika. Sin embargo, por vivir en países tropicales, las personas deben lidiar con ellas en su vida diaria. Ocuparse de eliminar criaderos y repeler a los insectos son tareas cotidianas que se deben asumir, para evitar incomodidades o enfermedades más graves.

 

Las picaduras más comunes

 

Se estima que existen un millón de especies de insectos, pero no se ha podido identificar ni siquiera la mitad. Por ende, las personas están rodeadas de insectos y no se dan cuenta.

 

A los individuos siempre los picarán los insectos hematófagoscon los que conviven. Nutrirse de sangre humana y de la de otros mamíferos es parte de su ciclo de vida.

 

Las picaduras de insectos comunes no llegan a la consultamédica porque se tratan en el ambiente donde las personas viven.

 

Las picaduras de mosquitos (zancudos) y chitra son las más frecuentes en Panamá.

 

En países tropicales, como Panamá, las personas visten con ropas que descubren más la piel y esto, la expone más fácilmente a las picaduras.

 

¿Cuáles efectos adversos a esperar de una picadura?

 

El efecto más común es una reacción local, popularmente conocida como roncha. Es una reacción alérgica que se limita a la parte de la picadura expuesta a las proteínas de la saliva del insecto.

 

Los síntomas más comunes son calor y picazón en la zona.

 

Algunas especies de artrópodos producen picaduras más complejas. Hay arañas venenosas que tienen efectos neurológicos como dolor de cabeza y fiebre sistémica, por ejemplo.

 

En cuanto a la transmisión de enfermedades por picaduras, es importante mencionar que no todas son virales: el paludismo o malaria, por ejemplo, proviene de un parásito intracelular que vive dentro de los glóbulos rojos. Ciertas especies de mosquitos chupan sangre infectada y la reintroducen al picara otra persona. El tripanosoma cruzi es otro parásito, que produce la enfermedad de Chagas; y se transmite por una chinche.

 

Las personas están más familiarizadas con la adquisición de fiebres hemorrágicas por picaduras de mosquitos como el Aedes aegypti(transmisor de los virus de la fiebre amarilla, el dengue, chikunguña yzika).

 

Los virus se propagan más rápido que antes gracias a las facilidades de transporte aéreo de las personas infectadas: si estas viajan y son picadas en otros países, los mosquitos adquirirán el virus y serán vectores del mismo al picar a otros individuos.

 

¿Cómo prevenir las picaduras?

 

La medida de prevención indiscutible y prioritaria para las picaduras de mosquitos es la eliminación de los criaderos, porque acaba con los adultos de la especie. Es la más efectiva en cuanto a su costo y solo requiere algunas acciones de higiene y prevención. La autoridad de salud local podrá informar mejor acerca de las técnicas para eliminar criaderos que se resumen en vaciar o cambiar, constantemente, depósitos de agua en llantas, envases, plantas, bebederos de mascotas y otros.

 

Usar los insecticidas de venta libre con moderación. Estos productos matan ciertos mosquitos visibles, pero no a todos.

 

 

Los repelentes, realmente, no cumplen esta función. Estos productos esconden el olor de las personas y se hacen, de alguna manera, invisibles al mosquito, pero no lo matan o ahuyentan.

 

Familiarizarse con las horas en las que el mosquito o insecto tiende a picar y evitar lugares abiertos en esos espacios de tiempo. Usualmente –y es el caso del Aedes aegypti- las horas en las que se activan son entre las 5 a.m. y 7 a.m. y las 5 p.m. y 7 p.m.

 

¿Mito o realidad?

“Existen personas con ‘sangre dulce’ para los mosquitos” – MITO. Las personas más “atractivas” para los insectos que pican no tienen la sangre más dulce, sino que combinan otra serie de factores químicos que los hacen más detectables.

 

“Se debe cortar la circulación de una picadura” – “Se debe extirpar una picadura” – MITO. Ninguna de las dos medidas funciona en ninguna instancia para aliviar una picadura de mosquito o chitra. En el caso de las abejas, sí es importante extraer el aguijón.

 

“Es mejor no rascarse las picaduras” – REALIDAD. El rascado, por sí mismo, no tiene mayores efectos, pero si la persona se rasca en exceso, la laceración expuesta que puede infectarse con una bacteria.

 

“Hay que eliminar los criaderos del dengue” – MITO. Los criaderos que se eliminan son de los mosquitos que transmiten el virus. Al eliminarlos, se reducen, al mínimo, las posibilidades de adquirir enfermedades como el dengue.

 

 

Fuente: Doctor Esteban Coto, Gerente Médico de Roche Centroamérica y Caribe (CAC).

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *