Probiomed celebra 10 años

Probiomed celebra 10 años de efectividad de Uribeta.

 

 

Cumple 10 años el primer interferón beta biosimilar fabricado en México para el tratamiento de la esclerosis múltiple.

 

Los medicamentos biotecnológicos se enfocan principalmente en padecimientos Neurológicos, Reumatológicos y Oncológicos, como la Esclerosis  Múltiple, la Artirtis Reumatoide y el Linfoma No Hodgkin, respectivamente.

 

Probiomed, laboratorio mexicano líder en el desarrollo de terapias biotecnológicas biosimilares.

 

El laboratorio mexicano PROBIOMED, especialista y líder en la producción y distribución de medicamentos biotecnológicos biosimilares para el tratamiento de diversas enfermedades, celebró recientemente en México, los 10 años de uso de URIBETA® (interferón beta-1b), un medicamento que ha probado ser eficaz en el tratamiento para controlar la esclerosis múltiple, una enfermedad de causa aún desconocida, pero con componentes autoinmunes y de difícil diagnóstico, sobre todo en etapas tempranas, que genera lesiones al sistema nervioso central y de manera crónica, discapacidad relacionada con dichas lesiones.

 

“Será un gran apoyo para los países de Centroamérica que aún no cuentan con  URIBETA® (se comercializa sólo en algunos países), ya  que es un producto de calidad, cuya eficiencia en reducir la frecuencia de los brotes y en retrasar el avance de la esclerosis múltiple, a un costo más accesible, está más que comprobada a lo largo de los 10 años de uso principalmente en México», resaltó el doctor Augusto Figueroa, Director de Relaciones Científicas de PROBIOMED.


Una ventaja de los medicamentos biosimilares es que el precio final cae por debajo del innovador, lo cual puede significar ahorros para los sistemas de salud y para los pacientes mismos, sin que esto signifique una merma en la calidad, seguridad y eficacia de los medicamentos. Los productos farmacéuticos biotecnológicos biosimilares son un gran apoyo en la medicina, ya que es posible beneficiar a más pacientes, que por su condiciones económicas o de presupuesto de los sistemas de salud, no tenían acceso a estas terapias novedosas y eficaces.


La esclerosis múltiple predomina en el sexo femenino, en proporción de 3 mujeres contra 1 hombre, con una incidencia de 1 por cada 1000 personas entre los 20-40 años. Como en todas las enfermedades, un diagnóstico y tratamiento oportunos y adecuados, pueden controlar los “brotes” de la enfermedad, limitar la magnitud de la discapacidad y en general, lograr mantener a la persona con una calidad de vida óptima para su adecuada integración a la sociedad.

Gracias al uso de URIBETA® más de 4 mil pacientes con esclerosis múltiple en México, han mejorado su calidad de vida.

 

URIBETA®, como el resto de productos biotecnológicos elaborados por la firma, es reflejo del talento científico, la investigación médica y la infraestructura de manufactura que colocan a PROBIOMED en el liderazgo y la consolidan como La Biofarmacéutica de México.

 “Trabajamos día a día a favor de los pacientes, para lograr que los medicamentos biotecnológicos sean una alternativa terapéutica real, que estén a su alcance, con los más altos estándares de seguridad que mejoren la salud y eleven la calidad de vida del paciente”, afirmó el Dr. Figueroa.

 

¿Qué es un medicamento biotecnológico?

Un medicamento biotecnológico, es aquel que se produce en organismos o células vivas, tales como bacterias, levaduras o células de mamíferos como las de ovario de hámster chino. Éstos medicamentos, a diferencia de los fármacos obtenidos por síntesis química, son grandes y complejos, pero con características de selectividad, eficacia y tolerabilidad superiores, lo que ha hecho que este tipo de medicamentos se desarrollen cada vez más para enfermedades como el cáncer, artritis reumatoide, insuficiencia renal crónica, diabetes y esclerosis múltiple, entre otras.

 

¿Qué es un biosimilar?

 

Los medicamentos biotecnológicos biosimilares son aquellos que, al término de la vigencia de la patente de un medicamento biotecnológico innovador, son producidos por otros laboratorios con metodologías distintas, pero que al final, dan lugar a un medicamento prácticamente idéntico al innovador, probado lo anterior mediante técnicas analíticas muy rigurosas y modernas, así como estudios preclínicos y clínicos de forma que satisfagan todos los requerimientos que exigen los sistemas de salud para otorgar el permiso de comercialización y uso en pacientes.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *