19 Nov
Conoce más de la Diabetes infantil
Featured
Escrito por Gui Rodríguez |
Read 609 times Published in Salud y Belleza Last modified on Domingo, 19 Noviembre 2017 22:06
 
Font size decrease font size increase font size
Rate this item
(1 Voto)

Conoce más de la Diabetes infantil

 

 

La doctora, especialista en endocrinología Guadalupe Pérez, explicó que a la diabetes le antecede la prediabetes, que es un signo de disfunción en la regulación del azúcar en la sangre por el páncreas, haciendo resistencia a la insulina que lleva a resultados de glucosa alterada de ayuno (glucosa entre 100 a 125mg/dl, lo normal es menos de 100; por otro lado, diabetes es cuando ésta es mayor o igual a 126mg/dl).

 

Si hacemos un examen llamado “hemoglobina glicosilada” y sale entre 5.7 a 6.4% es indicativo de prediabetes (lo normal es menor de 5.7% y diabetes es mayor o igual a 6.5%).  Este examen muestra cómo está en promedio el control del azúcar en los últimos tres meses y si hacemos una carga de tolerancia oral a la glucosa y se mide la glucosa a las dos horas y sale de 140 a 199 mg/dl es prediabetes (lo normal sería menor de 140 y si sale mayor o igual a 200 es diabetes), dijo la doctora Pérez.

 

Diabetes Infantil

La doctora Guadalupe Pérez, en conjunto con su colega endocrinóloga-pediátrica, Liliana Neil, nos aportaron las siguientes recomendaciones:

 

El diagnóstico de diabetes es cuando: el azúcar en ayuno está arriba de 126mg/dl; al medir la hemoglobina glicosilada, sale arriba de 6,5%; y cuando se hace una carga de tolerancia oral a la glucosa con 75 gramos y se mide la glucosa y está arriba de 200mg/dl; además, si al azar se mide la glucosa y sale mayor o igual a 200 mg/dl, sumado a síntomas que se detallan más adelante. Uno de los enunciados expuestos arriba diagnostica diabetes tanto en niños como en adultos.

 
En la mayoría de los casos, los niños presentan los síntomas clásicos en la Diabetes tipo 1, que son:

 

·         Aumento de la frecuencia urinaria

·         Aumento de la ingesta de agua (polidipsia)

·         Aumento del apetito (polifagia)

·         Debilidad, cansancio, somnolencia

·         Visión borrosa

·         Pérdida de peso

 

Cuando la enfermedad está avanzada, presentan síntomas tales como: náuseas, vómitos, dolor abdominal, desorientación e inconsciencia, y deshidratación severa, datos de dificultad respiratoria: respiración rápida y profunda.


“En los niños, por lo general, el cuadro se puede asociar a un proceso infeccioso que puede causar confusión, como diarrea o resfriado. La Diabetes tipo 2 también puede presentar los mismos síntomas aquí descritos; siendo más frecuente en niños con obesidad y antecedentes familiares de Diabetes”, expresó la doctora Pérez.

 

Para la endocrinóloga Pérez, la edad de inicio  en niños de Diabetes como la tipo 1,  se presenta a partir de los 6 meses de edad, y este tipo es la más frecuente en infantes y adolescentes. Mientras que, la Diabetes tipo 2, se presenta más en niños pre puberales, puberales y adolescentes.

 

Esta es una enfermedad de niños con antecedente familiar de Diabetes tipo 2, obesidad, e ingesta inadecuada alta en azúcares, jugos, harinas y frituras. “El problema es que existe una falla en los receptores celulares para la captación de la insulina, por lo que la acción de la misma también se encuentra alterada”.


El tratamiento para la Diabetes tipo 1 es a base de insulina basal en combinación con insulina de acción rápida. Se aplican por vía  subcutánea con esquemas que varían según las necesidades de cada niño. Los niños deben realizarse controles de sus niveles de azúcar 7 veces al día para lograr un mejor control y evitar complicaciones. En cambio, la Diabetes tipo 2, inicialmente puede ser tratada con metformina, dieta balanceada, y ejercicio. Sin embargo, ésta también progresa con el tiempo, hacia la necesidad de utilizar el tratamiento con insulina para lograr un mejor control. Pero, deben consultar al médico antes de tomar cualquier tratamiento, para que éste le indique el adecuado.

 

Los niños con Diabetes Mellitus Tipo 1 (DM1), que reciben insulina, pueden realizar deportes aeróbicos, ya que mejoran la captación de insulina a nivel muscular, disminuyen los niveles de azúcar, y reducen los requerimientos de insulina, como también los ayuda a mantener un peso adecuado y los mantienen mejor condición cardiovascular.  

 

Sin embargo, los padres deben monitorear estrictamente los niveles de azúcar antes, durante y después del ejercicio, considerando que el ejercicio puede conllevar bajas de azúcar, después de haberse realizado. Así también el niño debe hidratarse mientras esté haciendo su actividad física. Los pacientes tipo 2, deben tener las mismas consideraciones, especialmente porque el deporte disminuye su resistencia a la insulina y mejora sus niveles de azúcar, su peso y su estado cardiovascular.




Recomendaciones sobre esta enfermedad:

En los diabéticos tipo 1, su causa se debe a una mutación genética que realmente sería inevitable.  Por ahora, el único factor que se ha visto relacionado es la exposición temprana (<1año) a la leche de vaca y a algunos virus propios de las temporadas lluviosas. Una vez desarrollada la enfermedad, lo ideal es mantener al niño con un estilo de vida saludable, dieta balanceada, realizando actividad física, y tomando agua con frecuencia. “Los científicos se encuentran trabajando en tratamientos que permitan evitar la aparición de la misma, pero aún continúa siendo objeto de investigación”, comentó la doctora.

 

 

La diabetes tipo 2 tiene dos componentes principales: la herencia y los factores ambientales. La herencia no la podemos modificar ya que es genética; en cambio, los componentes ambientales sí son modificables. Es decir, puedo comer saludable, hacer ejercicio rutinario, no ser sedentario, no ingerir exceso de azúcar en bebidas y comidas y, de esta forma, evitar o prevenir el desarrollo de diabetes. 

Add comment