29 Oct
Esclerosis múltiple
Escrito por Gui Rodríguez |
Read 694 times Published in Salud y Belleza Last modified on Martes, 30 Octubre 2018 03:22
 
Font size decrease font size increase font size
Rate this item
(1 Voto)

Enfermedad es degenerativa, crónica e inflamatoria y afecta al sistema nervioso central

 

Esclerosis múltiple es la primera causa de discapacidad en adultos jóvenes

 

Los síntomas dependerán de la localización de la enfermedad y la magnitud de cada ataque que sufra el paciente.

 

Aunque no tiene cura, los tratamientos actuales intentan retardar la aparición de discapacidad y mejorar la calidad de vida de los pacientes, a la vez que trata los síntomas.

 

La esclerosis múltiple (EM) es una enfermedad neurológica, autoinmune y crónica, cuyos primeros síntomas suceden entre los 20 y 40 años, lo que la convierte en la principal causa de discapacidad no traumática en adultos jóvenes. Surge cuando el sistema inmunológico ataca, anormalmente, la vaina de mielina (cobertura de las fibras nerviosas) de la médula espinal, cerebro o nervios ópticos, lo que ocasiona inflamación y daño constante.

 

De acuerdo a las cifras de la Federación Mundial de Esclerosis Múltiple, cerca de 2.3 millones de personas tienen EM. En Panamá, viven alrededor de 376 personas con esta enfermedad; la mayoría diagnosticadas entre los 20 y 40 años de edad.

 

Panamá, después de Cuba, es uno de los países de Centroamérica y Caribe, con mayor prevalencia de esta enfermedad. Costa Rica y Honduras, también presentan condiciones similares de prevalencia de EM.

 

Según comentó el doctor Arnoldo Soto, gerente médico de Roche Centroamérica y Caribe (CAC), el desarrollo de EM es impredecible y reduce de 5 a 7 años la expectativa de vida de la persona.La EM es dos veces más común en mujeres que en hombres”, concretó el doctor Soto.

 

Tipos de esclerosis múltiple

La forma más común de esta condición de salud es la EM remitente. Se caracteriza por presentar episodios de ataques, recaídas y remisión de síntomas. Luego, el paciente puede sufrir síntomas de empeoramiento ininterrumpido.

 

La EM primaria progresiva, se presenta de manera progresiva, marcada por síntomas de empeoramiento continuo, sin recaídas, pero con acumulación de síntomas asociados a discapacidad a lo largo del curso de la enfermedad. Para este tipo todavía no hay tratamiento aprobado.

 

En Panamá, la EM afecta al 74,9% mujeres en un rango de edad de 33 años. En su mayoría, el 91% en forma remitentes de la enfermedad y un 4% con el tipo de EM primaria progresiva.

 

Innovación en tratamiento

Actualmente, no existe cura para la esclerosis múltiple; sin embargo, los médicos utilizan una serie de medicamentos y terapias complementarias, así como orientación a la familia del paciente, en búsqueda de una mejor calidad de vida, mayor independencia de la persona y retardar, en la medida de lo posible, la aparición de discapacidad. Adicionalmente, se recomienda recibir terapia física.

 

Roche, como compañía lider en innovación y en la búsqueda de resolver problemas de salud donde aún existen necesidades insatisfechas para los pacientes, como en el caso de la EM, ha desarrollado un nuevo fármaco biológico que recientemente ha demostrado resultados muy favorables en términos de eficacia y seguridad tanto para pacientes con la forma remitente recurrente de la enfermedad como la forma progresiva primaria, esta última donde actualmente no existen alternativas de tratamiento.

 

Ocrelizumab®, de acuerdo con su fabricante, es un anticuerpo monoclonal humanizado y diseñado para atacar, selectivamente, las “células B positivas CD20” que se identifican como las principales causantes del daño a la vaina de mielina en la EM. Este medicamento, se infunde sólo 2 veces al año y le permite al paciente y sus familiares olvidarse de que están enfermos.

 

Muchas veces, los síntomas de la EM pueden ser inhabilitantes y, considerando que este es un padecimiento que no tiene cura, los tratamientos están orientados a retardar la progresión de la enfermedad, darle una mejor calidad de vida al paciente, para que se recupere mejor de los ataques y tenga mayor independencia”, explicó el doctor Arnoldo Soto, gerente médico de Roche Centroamérica y Caribe (CAC).

 

back to top