Simposio Manejo de la Hemostasia

 

 

Novo Nordisk reunió a más de 50 médicos internacionales y profesionales de la salud en materia de hemofilia en Panamá, durante el Simposio Manejo de la Hemostasia.

 

 

 

Novo Nordisk empresa farmacéutica mundial, reunió a más de 50 especialistas internacionales durante el Simposio Manejo de la Hemostasia 2016, con el objetivo de intercambiar experiencias en educación médica y en el cuidado y manejo de la hemofilia.

 

Redefinir el cuidado de la hemofilia: “Cambiando las Posibilidades en Hemofilia”, fue el tema principal, que durante los días viernes 27 y sábado 28 de mayo de 2016, los especialistas compartieron con conocimiento, experiencia, casos clínicos y propuestas, hacia un mejor manejo integral de esta enfermedad que  padecen más de 400,000 personas en el mundo.

 

De acuerdo con datos de la Federación Mundial de Hemofilia en Guatemala se han detectado 119 casos, en Honduras 203, en Costa Rica 209, en El Salvador 139, en Panamá 284, en República Dominicana 262 y en Nicaragua 225 personas con hemofilia.

 

En conferencia de prensa, previa al Simposio, el Dr. Rafael Aparicio, hematólogo de la Clínica de Coagulopatías Congénitas de la Caja de Seguro Social (CSS) en Panamá, explicó que esta condición se divide en hemofilia tipo A (deficiencia de factor VIII) y hemofilia tipo B (deficiencia de factor IX), las personas con hemofilia luchan contra las complicaciones tanto de la enfermedad como del tratamiento. Uno de los problemas más serios es el desarrollo de inhibidores, un tema que se tocará a profundidad durante el simposio.

 

El especialista informó que un inhibidor es un anticuerpo que el organismo de una persona con hemofilia A o B puede crear contra el factor VIII o IX, después de la administración del tratamiento para suplir el factor carente. El anticuerpo se adhiere al factor VIII o IX y lo neutraliza, es decir que  inhibe su capacidad para detener una hemorragia.

 

“El desarrollo de inhibidores es muy problemático – la mayoría de los inhibidores se desarrollan en la edad infantil – , ya que cualquier terapia de reemplazo que sea administrada se volverá ineficaz, por lo que se deberá administrar el rFVII (Factor VII Recombinante)”, asegura el Dr. Aparicio.

 

La incidencia de inhibidores es de un 30% para la hemofilia A y de 3 a 5% en la hemofilia B, su causa es generalmente desconocida, aunque estudios coinciden que ciertas condiciones pueden actuar como disparadores (gestación, enfermedades autoinmunes, cáncer y/o el uso de ciertos medicamentos). Los pacientes con hemofilia pueden consultar comúnmente a sala de urgencias de los hospitales, debido a los episodios espontáneos de sangrado que pueden ser severos. La aplicación del factor  rFVII no sustituye el uso de factor VIII o IX. Los estudios han demostrado que el rFVII actúa de forma rápida en la detención del sangrado articular, u otro tipo de hemorragia que ponga en peligro la vida de los pacientes hemofílicos con inhibidores.

 

 

Por su parte, la Doctora Marta Julia López Ruano, Hematóloga y Gerente Médico de Biofarma en Novo Nordisk CLAT, informó que las personas con hemofilia e inhibidores padecen con mayor frecuencia complicaciones ortopédicas y esto conlleva a que  tengan mayores limitaciones en su vida cotidiana que aquellas que no han desarrollado un inhibidor. Sin embargo el compromiso de Novo Nordisk con la hemofilia y otros trastornos de la coagulación ha hecho posible disponer de tratamientos innovadores y efectivos para pacientes con deficiencias congénitas de factores de coagulación y que además han desarrollado inhibidores. La investigación clínica y el intercambio de conocimiento y experiencias médicas en eventos como el Simposio Manejo de la Hemostasia 2016, permite mejorar la comprensión, el manejo de las complicaciones  y el tratamiento para la hemofilia y otras alteraciones de la hemostasia.

 

¿Cuáles son los signos y síntomas de los inhibidores?

 

Los siguientes son algunos signos y síntomas de la presencia de inhibidores:

 

  1. •      Una hemorragia que no se controla adecuadamente con la dosis usual de concentrados de factor
  2. •      El tratamiento normal parece ser cada vez menos eficaz

 

El diagnóstico basado en signos y síntomas que sugieren la presencia de inhibidores debe confirmarse mediante pruebas de laboratorio especializadas.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *