Tecnología de punta para el diagnóstico de enfermedades gastrointestinales

Los avances tecnológicos en el área de endoscopía diagnóstica y terapéutica han permitido que sea posible la detección oportuna de diversas enfermedades gastrointestinales y a la vez aplicar el tratamiento recomendado mediante procedimientos menos invasivos.

La endoscopía del aparato digestivo superior es un procedimiento que se realiza en ayunas en el cual un médico gastroenterólogo puede observar el esófago, el estómago y el duodeno. Consiste en el paso de un tubo largo, del grueso del dedo meñique, flexible, equipado con una cámara de video que se introduce por la boca. 

Este procedimiento se recomienda para pacientes que por ejemplo presentan un reflujo recurrente que no mejora, y que presentan mucho dolor y ardor en el estómago, en quienes se busca una ulcera o un cáncer gástrico. 

En la colonoscopía (que es un tipo de endoscopía), el médico visualiza el interior del colon (intestino grueso) y el recto. Se ha convertido en un examen recomendado para todo paciente sano mayor de 50 años y, si su familia inmediata ha desarrollado pólipos o cáncer de colon, a partir de los 40 años.  Debe ser repetida cada cinco años o de acuerdo a como lo indique su médico.

Además de su propósito diagnóstico, la endoscopia y colonoscopia también son utilizadas con fines terapéuticos como la cauterización y engrape de úlceras sangrantes, várices esofágicas, remoción de pólipos pequeños (que son lesiones pre-cancerosas).

Para observar el intestino delgado, debido a su longitud, de 5 metros, se requiere el procedimiento de la cápsula endoscópica.

Durante este procedimiento el paciente se traga una cápsula endoscópica del tamaño de una vitamina la cual posee una cámara. En el transcurso de las horas la cápsula pasa por el tracto gastrointestinal, recorre los órganos, toma miles de imágenes en video de alta resolución y las transmite a una grabadora que el paciente lleva en un cinturón, detalló el especialista.

“La endoscopía y la cápsula endoscópica permiten investigar diversas dolencias como el dolor abdominal, sangrado intestinal, úlceras, cáncer oculto, entre otros”, explicó el Dr. Méndez.

La cápsula es desechable y el procedimiento se completa después de ocho horas que es el tiempo usual de tránsito intestinal.                                               

El Dr. José Rogelio Méndez, especialista en Medicina Interna, Gastroenterología y Endoscopia, es Diplomado por el Board Americano de EUA en ambas especialidades, y es egresado de La Cleveland Clinic.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *