Trabajo remoto ¿necesidad u objetivo?

Cuando Alexander Torrenegra y Andrés Cajiao se preguntaron si las empresas están  preparadas para volcarse exitosamente al trabajo remoto en forma permanente se motivaron a escribir REMOTER, como apoyo a los empresarios al ser una guía para construir y escalar equipos remotos exitosamente.

Alexander Torrenegra ha coordinado exitosamente equipos que trabajan remotamente para sus compañías motivado por su inclinación por las tecnologías de la información asociadas al emprendimiento.

Con esta experiencia Alexander y Andrés deciden hacer equipo y fundar Torre que se constituye en la plataforma virtual que une oportunidades y talento, plasmando todos sus aprendizajes en una eficiente guía práctica para los empresarios de habla hispana.

REMOTER explica la diferencia entre el “remote-friendly” y “remote-first.” Muchos negocios tienen algunos empleados en otras ciudades, aunque la mayoría de los trabajadores se encuentre en un espacio centralizado. A estas operaciones la llaman “remote-friendly” que es una opción sujeta a permisos y restricciones, es decir, es la excepción, mas no la regla.

Una compañía que de verdad esté construida para ser remota es diferente. Todos los empleados trabajan desde su propio espacio, no hay oficina central ni sede. La compañía se define por sus productos, procesos y estándares profesionales, y todos los miembros del equipo se suscriben a estos. Una compañía así es una compañía “remote-first.”

Trabajar en remoto puede ser una experiencia tan poderosa como transformadora. Las empresas que quieren triunfar deben privilegiar el trabajo remoto y asumirlo al 100%.

REMOTER, describe a cabalidad los factores de éxito cuando se toma la decisión de instaurar la modalidad de trabajo remoto de manera permanente en una compañía.  El primero de ellos está relacionado con la posibilidad de ampliar las oportunidades de conseguir el mejor talento expandiendo fronteras por fuera del lugar de localización de la empresa y superar la barrera geográfica para contratar realmente al personal idóneo.

La clave para ser exitoso consiste en que el primero que debe aplicar el trabajo remoto es el líder de la empresa. Es indispensable que el CEO y el Gerente de Recursos Humanos trabajen remotamente. El líder debe transmitir a través del ejemplo y así los colaboradores harán inevitablemente lo que él les muestre que hace.

Los miembros de un equipo son propensos a sufrir de ansiedad si se sienten desconectados de su líder. Necesitan saber qué lugar ocupan. Las reuniones uno a uno son una herramienta muy poderosa y valorada de liderazgo en trabajo remoto.

No hay nada más importante en el éxito del trabajo remoto que asegurarse de que se haya hecho la mejor integración posible entre el trabajo y la vida personal.

Todos los empleados necesitan un espacio alejado de las distracciones familiares para que puedan cumplir con su trabajo y de la misma manera,  necesitan ser capaces de soltar el trabajo cuando lo necesiten para no terminar quemados.

La gestión del desempeño en trabajo remoto debe adaptarse, ya que a la compañía no le debe interesar cuándo o cómo una tarea es completada mientras se haga antes de una fecha estipulada acordada. Métodos de medida como las “horas/silla” son poco efectivas y es mejor liderar con base a resultados.

En este orden de ideas, es responsabilidad del empleado y de sus hábitos de trabajo individual terminar el trabajo como a este le parezca, siempre que el resultado final esté en consonancia con los objetivos estratégicos del equipo y la empresa.

Es inquietante entender cómo un equipo de diferentes partes del mundo puede superar barreras de lenguaje, de credo, culturales, entre otras, para lograr trabajar cohesionadamente. Desde luego, hay algunos retos que se deben superar, pero vale la pena arriesgarse e invertir el tiempo, pues una vez se han superado los obstáculos, la diversidad no es más que una fortaleza. 

Un estudio de McKinsey & Company encontró que las empresas diversas son un 35% más propensas a generar ingresos y rendimientos de calidad por encima del promedio.

El acceso al talento humano, o la habilidad necesaria para acceder a un grupo de talento mundial, más allá de su ciudad inmediata. Es posible encontrar muy buen talento en cualquier lugar, debido a que la diversidad puede transformar, y aunque existen algunos retos para el trabajo en remoto, los beneficios que aporta son mucho mayores que las desventajas, especialmente cuando la conceptualización y la planificación permiten que la colaboración a larga distancia sea fluida. La diversidad, o distintas perspectivas que harán que su trabajo y su equipo sean más resilientes y universales.

Descrito de manera simple, el trabajo remoto le permite a los profesionales ganarse la vida por fuera de una oficina tradicional. Se basa en la premisa de que el trabajo no necesita realizarse en un ambiente específico para ser ejecutado de manera exitosa.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *