Vacunas contra el ébola

Johnson & Johnson anuncia el inicio de un ensayo clínico de un régimen de vacunas contra el ébola en Sierra Leona

 

 

Primer estudio del régimen de vacunas de sensibilización-refuerzode Janssenen un país con un brote de ébola

 

El estudio se está iniciando de forma paralela a múltiplesestudios de Fase I y II en curso en Estados Unidos, Europa y África como parte del plan de desarrollo acelerado para el régimen de vacunas.

 

Se alcanzó un hito solamente un año después del compromiso ampliado anunciado por Johnson & Johnson para combatir el ébola.

 

Johnson & Johnson anunció recientemente el inicio  de un ensayo clínico de seguridad e inmunogenicidad en Sierra Leonade un régimen preventivo de la vacuna en desarrollo contra el ébola, en sus empresas Janssen.El reclutamiento para el ensayo se encuentra en proceso, y los primeros voluntarios han recibido su dosis inicial de vacuna. Éste es el primer estudio de sensibilización-refuerzo del régimen de vacunas contra el ébolade Janssen realizado en un país de África Occidental afectado por la reciente epidemia de ébola.

 

El nuevo estudio, EBOVAC-Salone,tendrá lugar en el Distrito de Kambia de Sierra Leona, donde se han reportado algunos de los casos de ébola más recientes del país. El régimen bajo estudio utiliza una combinación de dos componentes de vacuna basados en la tecnología AdVac® de Crucell Holland B.V., una de las empresas Janssen Pharmaceutical,y la tecnología MVA-BN® de Bavarian Nordic. A los voluntarios del estudio se les administrará primero la dosis de AdVac para preparar su sistema inmunológico, y posteriormente la dosis MVA-BN dos meses después para reforzar la respuesta inmunológica, con el objetivo de fortalecer y optimizar potencialmente la duración de la inmunidad.

 

“Nunca más se puede permitir que el ébola cause el sufrimiento humano que el mundo ha presenciado en África Occidental, y nosotros mantenemos el compromiso de siempre para ayudar a la comunidad internacional a combatir esta enfermedad”,declaró el Dr. Paul Stoffels, Director Científico y Presidente a nivel mundial del área farmacéutica de Johnson & Johnson. “Una de las muchas lecciones aprendidas del brote es que no podemosbajar la guardia con el ébola, y necesitamos someter a prueba cada herramienta de prevención prometedora. Nuestra esperanza es que este estudio ayude a confirmar el valor de este régimen de vacunas en los esfuerzos para el control del ébola – no solamente para Sierra Leona, sino para todo el mundo.”

 

Desde que anunció su compromiso para combatir el ébola en octubre de2014, Johnson & Johnson ha movilizado recursos considerables para potenciar la investigación y desarrollo de un régimen de vacunas contra el ébola, con el objetivo de abordar la necesidad urgente de salud pública de los países afectados, tales como Sierra Leona. Con este propósito en mente, en 2015 Janssen desarrolló asociaciones y consorcios con otras empresas e instituciones de investigación, obtuvo financiamiento de autoridades públicas europeas y estadounidenses, y emprendió múltiples estudios de Fase I y IIen una rápida sucesión a través de Estados Unidos, Europay África. Adicionalmente, Janssen, en asociación con Bavarian Nordic, aumentó rápidamente la escala de producción del régimen de vacunas a más de 800,000 regímenes, con la capacidad de producir un total de 2 millones de regímenes, según se requiera.

 

El Profesor Peter Piot, director de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, que es uno de los socios que realiza el estudio, señaló: “No podemos confiarnos con respecto al ébola. Necesitamos urgentemente una vacuna que ofrezca una protección a largo plazo a la población, incluyendo a los profesionales sanitariosy demás cuidadores, con el fin de evitar un rebrote del virus. Para lograr este objetivo, es vital evaluar una variedad de posibles vacunas, en particular en las áreas afectadas por la epidemia donde todavía estamos observando el surgimiento de nuevos casos, y existen indicios de que la infección podría tener efectos a más largo plazo entre los sobrevivientes. La vacunación de sensibilización y refuerzo es una estrategia efectiva para la prevención a largo plazo de varias enfermedades infecciosas, y consideramos que puede tener un papel clave en la lucha contra el ébola.”

 

El estudioEBOVAC-Salone es destacable en cuanto a que evaluará la seguridad del régimen de vacunas y la respuesta inmunológica dentro de la población general de Sierra Leona, incluyendo a los grupos vulnerables como adolescentes, niños y personas con el VIH. Además de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, la cual está coordinando el ensayo EBOVAC-Salone, Janssen está asociado con el Ministerio de Salud y Saneamiento de Sierra Leona, el Colegio de Medicina y Ciencias de la Salud, y dos consorcios que son financiados por la Iniciativa sobre Medicamentos Innovadores (IMI)de Europade los cuales Janssen es miembro: EBOVAC1 (Desarrollo de la vacuna contra el ébola), el cual está realizando el estudio, and EBODAC (Implementación, Aceptación y Cumplimiento de la Vacuna contra el ébola), que está desarrollando una estrategia de comunicación y herramientas para promover la aceptación y laimplementación del régimen de vacunas contra el ébola.

 

Desde el inicio, el objetivo del equipo EBOVAC-Saloneha sido realizar un estudio que cumpla con las necesidades de Sierra Leona para la prevención del ébola, que cuente con el apoyo de la población sierraleonesa, y que pueda desempeñar un papel de mantenimiento para ayudar a recuperar la infraestructura de salud del país tras el brote de ébola. Se ha realizado una inversión considerable para construir instalaciones nuevas en Kambia para la realización del estudio,lo cual contribuirá de forma importante al fortalecimiento del sistema de salud local. Entre éstas se incluye el establecimiento de la primera Sala de Emergencias en el Hospital del Distrito de Kambia, y la construcción de una nueva instalación de almacenamiento de vacunas en el centrohospitalario. Estos esfuerzos se complementan con la contratación y capacitación de médicos, enfermeros y otros trabajadores de primera línea del cuidado de la saludque adquirirán una valiosa experiencia contribuyendo al estudio clínico.

 

«Derrotar a este brote de ébola ha sido un proceso largo y difícil para todos en Sierra Leona”,afirmó el Profesor Monty Jones, Asesor Especial sobre el ébola del Presidente de Sierra Leona. El estudio de vacunas aquí en Sierra Leonanos ayudará a asegurar nuestro propio futuro contra la enfermedad, y es también una orgullosa contribución de Sierra Leona al resto del mundo.»

 

El estudioEBOVAC-Salonese está iniciando de forma paralela a múltiples estudios de Fase I y II en curso que se están realizando a través de Estados Unidos, Europa y África como parte del plan de desarrollo acelerado para el régimen de vacunas contra el ébola. Los primeros estudios clínicos en humanos de Fase I del régimen de vacunas de sensibilización y refuerzo iniciaron en el Reino Unido y en Estados Unidos en enero de 2015, seguidos de varios lugares deÁfrica. En mayo de 2015, Johnson & Johnson presentó datos preliminares prometedores del estudio de Fase I del Reino Unido a la Administración de Alimentos y Fármacosde los Estados Unidos (FDA).Un estudio de


 

Fase II, que se estárealizando en el Reino Unido y Francia, inició en julio de 2015, y un segundo estudio de Fase II en múltiples centros iniciará en breve en varios países de África Occidental y Oriental en áreas epidémicas externas. ElInstituto Nacional de la Sante et de la Recherche Medicale (Inserm), otro socio consorcial de Janssen, está coordinando estos estudios de Fase II.

 

 

Hasta la fecha, no hay ninguna vacuna, tratamiento o cura autorizados para el virus del Ébola. El brote de ébola en África Occidental inició en marzo de 2014 y ha puesto a los sistemas del cuidado de la salud de Sierra Leona, Liberia y Guineabajo una enorme presión. Al mes de octubre de2015, más de 28,400 personas se han infectado con el virus a través de estos tres países, y más de11,300 han muerto, incluyendo a más de 500 trabajadores del cuidado de la salud. En Sierra Leona específicamente, se han reportado cerca de 14,000 casos de ébola, y han muerto casi 4,000 personas.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *