Claves para el diagnóstico temprano de cáncer de pulmón

Claves para el diagnóstico temprano de cáncer de pulmón en el marco del COVID-19

  • Durante la pandemia las citas y controles médicos no urgentes disminuyeron, lo cual afecta el diagnóstico oportuno en caso de detección de cáncer de pulmón.
  • Es importante visibilizar esta enfermedad cuya sintomatología podría confundirse y/o empeorar por un cuadro de COVID-19.
  • Globocan reportó que el cáncer de pulmón es el cáncer con la tasa de mortalidad más alta en el mundo. En Panamá se registraron 340 casos de cáncer de este tipo en el 2020, según las cifras manejadas por la Agencia Internacional de Investigación de Cáncer de la OMS.

La pandemia ha tenido un impacto significativo en los sistemas sanitarios en todo el mundo. Se proyecta una crisis de salud a futuro debido a la postergación de visitas médicas, que tendrá consecuencias a largo plazo. Estas visitas médicas son esenciales para el diagnóstico y tratamiento oportuno de otras enfermedades, como es el caso del cáncer de pulmón.

El riesgo de tener complicaciones del COVID-19 puede aumentar en las personas de mayor edad y en las que padezcan otras enfermedades o problemas de salud, como afecciones cardíacas o pulmonares, un sistema inmunitario debilitado, obesidad o diabetes.

Síntomas del cáncer de pulmón y su similitud con el COVID-19

Identificar los síntomas del cáncer de pulmón para obtener un diagnóstico temprano también es importante por su similitud con los síntomas del COVID-19. Hay más probabilidades de presentar complicaciones por el virus si la persona tiene cáncer de pulmón, sufre de enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), fibrosis quística, fibrosis pulmonar o asma moderada a grave.

«La pandemia ha retrasado el diagnostico de muchas patologías, incluido el cáncer de pulmón cuyas manifestaciones se han podido confundir con las del COVID19, por lo cual es sumamente importante ver al médico para obtener un diagnostico más certero y poder tomar las acciones necesarias. Adicionalmente, en algunas ocasiones esta diferenciación de sintomatología aún para el personal de salud es retadora y difícil, por lo que es importante acudir a re-evaluaciones si el cuadro persiste a pesar de un tratamiento inicial.» confirma La Dra. Taysser Sowley, oncóloga médica del Instituto Oncológico Nacional de Panamá.

Los síntomas del cáncer de pulmón suelen aparecer cuando la enfermedad está avanzada y pueden ser los siguientes:

  • Una tos reciente que no se va
  • Tos con sangre, incluso en pequeñas cantidades
  • Falta de aire
  • Dolor en el pecho
  • Líquido en el tórax
  • Ronquera
  • Pérdida de peso sin intentarlo
  • Dolor de huesos
  • Dolor de cabeza

Si experimenta alguno de estos síntomas es importante consultar a un especialista para descartar cáncer de pulmón.

Prevención y medidas de protección de la salud pulmonar

El sistema respiratorio está constantemente expuesto a elementos del entorno como la contaminación o un virus en el aire que puede afectar el funcionamiento de los pulmones.

Durante la pandemia, tomar medidas preventivas para proteger la salud pulmonar ha sido primordial para disminuir las incidencias del COVID-19, enfermedad que puede causar daños pulmonares y serios problemas respiratorios. También puede causar complicaciones graves en pacientes con cáncer de pulmón y otras comorbilidades.

El cáncer de pulmón es la causa principal de muerte por cáncer entre hombres y mujeres, represen-tando casi un 25% de todas las muertes por cáncer. Las estadísticas sobre la supervivencia en las personas con cáncer de pulmón dependen de qué tan avanzada esté la enfermedad al momento del diagnóstico. Si el cáncer se detecta en una etapa temprana, hay más posibilidades de recuperación y opciones de tratamiento.

No existe una manera definitiva de prevenir el cáncer, pero tomar las siguientes medidas reduce el riesgo de padecer esta enfermedad:

  • Dejar de fumar y evitar el tabaco, ya que es el mayor factor de riesgo de cáncer de pulmón.
  • Evitar exposición a la contaminación y al humo de fumadores. Al usar mascarillas se reduce drásticamente la exposición a este riesgo.
  • Evitar exposición al asbesto y otras sustancias carcinógenas como el arsénico, el cromo y el níquel.
  • Ejercitarse con regularidad para fortalecer los pulmones e incrementar la capacidad respiratoria.

Los fumadores y los exfumadores tienen un mayor riesgo de padecer cáncer de pulmón. También se deben tomar en cuenta los antecedentes personales y/o familiares, ya que la persona tendría un mayor riesgo de padecerlo.

Atender los controles médicos de rutina es lo más recomendable, sobre todo si se presenta algún síntoma o si estuvo expuesto a factores de riesgo, para obtener un diagnóstico temprano e iniciar un tratamiento de manera oportuna, si fuese el caso.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *